Receta cubana de hoy: Enchilado de langosta, un sabor que nació en las playas de Cuba

0

El enchilado de langosta es un plato que nació de las romerías en las playas de Cuba. Aunque es difícil de encontrar su ingrediente principal, y para los cubanos es casi prohibitivo, si tienes la posibilidad de hacerlo te garantizamos que te sentirás en el cielo con el sabor final de esta receta cubana.

Se encuentra con más frecuencia entre los pueblos costeros del sur de Cuba. Aunque la mayoría de los paladares privados la incluyen en sus menús, muchas veces a “escondidas”.

El olor que desprende su sazón al cocinarse no pasa inadvertido para ningún comensal. En Cuba, nuestros abuelos decían que el dulce de guayaba, el bacalao, las masas de cerdo frita y la langosta enchilada no se podían esconder porque todos los vecinos sentían su olor en la manzana al cocinarlos.

El enchilado de langosta es un plato nacida en las playas cubanas. / Foto: Cuba Paladar

Ingredientes del enchilado de langosta

  • 3 colas de langosta fresca
  • 1 taza de aceite vegetal
  • 1/2 taza de vino seco
  • 1 taza de ajíes dulces
  • 5 dientes de ajo
  • 1 1/2 cebollas blancas
  • 1/4 de taza de vinagre
  • 1/2 cucharadita de azúcar
  • 1 tasa de salsa de tomate
  • 1 cucharadita de pimienta negra molida
  • sal al gusto

Preparación

Debe separar las colas de la langosta del resto del cuerpo. Luego tendrá que extraerles el cristal y picarlas en anillos. Remuévales la carne para separarla de sus carapachos, aunque debe dejarla dentro de estos.

Comience a hacer un sofrito en aceite, y con preferencia prepárelo dentro de una cacerola de barro. A este agréguele la cebolla picada, la pimienta molida, los ajíes, el ajo, sal y una pizca de azúcar.

Los cubanos por lo general agregamos un punto de azúcar en nuestros platos tradicionales. Nuestras abuelas decían que esta acentuaba los sabores, a la vez que evita la posible acidez que puede provocar la salsa de tomate.

Cuando este listo el sofrito, eche dentro los trozos de la cola de langosta y revuelva todo bien por unos minutos para que penetren los sabores. Añádales el vino seco y salpimiente la preparación al gusto.

Después que rompa a hervir tápelo y déjelo cocinar a fuego moderado durante los próximos 15 minutos aproximadamente. Destápelo solo para que le agregue la salsa de tomate y el vinagre. Déjelo cocinar luego por unos diez minutos. Retírelo del fuego para que repose un poco antes de servir.

Un buen enchilado de langosta se debe acompañar con un buen vino y una suave yuca con mojo criollo. También puede servirse sobre rodajas de pan tostado o en un lecho papas salteadas con cebolla cruda y perejil

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no hacerlo si lo deseas. Aceptar Leer más