Receta cubana de hoy: Cucuruchos de coco de Baracoa, porque con miel todo sabe más rico

0

Cuando alguien que no es cubano ve uno de los cucuruchos de coco de Baracoa, envueltos con su yagua de palma, no puede sentir otra cosa que curiosidad. Sin embargo, para los que nacimos en Cuba, nos viene a la mente el sabor dulce de ese coco rayado, con sus toques de miel de abeja, frutabomba, naranja, mamey y hasta guayaba.

Aunque en la ciudad oriental de Baracoa, en la provincia de Guantánamo, hay varias formas de prepararlo, lo que si nunca varia es el empaque. Desde hace más de dos siglos que son su sello de procedencia.

Algunos lo preparan con miel de abeja, usando aproximadamente una porción por cada 4 de azucar. Otros prefieren ponerle frutas combinadas, tales como guayaba, zapote, guanábana, mamey o naranja dulce. Pero lo que no puede faltar es el toque de frutabomba, pues le da la pastosidad requerida. Además, la pepsina que tiene esta fruta ayuda a la conservación del propio dulce de coco; el que por su contenido graso tiende a ponerse rancio.

Mi madre le daba un toque especial, pues le agregaba un chorrito de aguardiente para aromatizarlo.

La yagua que se utiliza para crear los cucuruchos donde se envasa luego el dulce debe estar ceca. Para lograr su forma se pone previamente dentro un recipiente con agua para poder remojarlo. Una vez que se termine el cucurucho, se le pone un pedazo de hoja de plátano seca en la punta para tapar el hoyito que le queda al mismo. Este se sujeta, se amarra y se tapa también con las tiras de yagua.

Sin el tradicional cucurucho, este postre sería un simple dulce de coco. / Foto: TodoCuba

Ingredientes del cucuruchos de coco de Baracoa

  • 20 cocos secos
  • 16 libras de azúcar turbinada
  • 3 frutabombas verdes
  • 2 piñas
  • Corteza de 10 naranjas agrias
  • Canela, jengibre, vainilla o clavo de olor al gusto
  • Sal al gusto
  • 4 litros de agua

Preparación

Rallar los cocos secos. Pelar y picar la frutabomba en trocitos pequeños. En un recipiente con agua coloque el coco y la frutabomba, y cocínelos juntos a fuego medios hasta que se ablanden.

Pele las naranjas y separa la corteza blanca del interior. Estas debe hervirlas varias veces y botar el agua cada vez que rompa el hervor para quitarles el amargor. Cuando se hayan ablandado y hayan consumido el liquido, agregue la piña molida junto con la corteza interior de la naranja agria.

El cucurucho de coco es un símbolo y tradición de Baracoa. / Foto: Taste of Cuba

Agregue una pizca de sal y adiciones la azúcar. Remuévalo cada cierto tiempo para que no se pegue el dulce al fondo del caldero, pero no lo haga en redondo porque termina por azucararse.

Cocínelo hasta que la preparación este pastosa, pero que no quede muy seco.

Esta cantidad de ingredientes rinde para 10 cucuruchos aproximadamente, aunque puede envasarlo y conservarlo en cualquier otro recipiente.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no hacerlo si lo deseas. Aceptar Leer más