Receta cubana de hoy: Buñuelos de pascua y de catibia, para chuparse los dedos

0

Los buñuelos son de esos postres cubanos que nos legaron los españoles en el tiempo de la Colonia. Su forma de ocho nos recuerda una fecha especial del año en la isla. Y es que en la mayoría de los hogares cubanos este es uno de los postres que se sirve en las navidades.

Ingredientes para los buñuelos de Pascua

  • 1 1/2 libra de yuca
  • 1 libra de boniatos
  • 1/4 libra de calabaza
  • 1 huevo
  • 1 onza de mantequilla
  • 3 tazas de harina
  • 1/4 de taza de agua
  • 1 cucharadita de granos de anís
  • Sal al gusto
  • Melado de caña
Son dulces típicos en celebraciones señaladas. / Foto: TodoCuba

Preparación

Primero empezamos pelando las viandas y salcochándolas juntas en una cazuela con suficiente agua, con una pizca de sal. Debe estar atento para que no les ablanden demasiado, sobre todo la yuca. Una vez listas, escúrralas y déjelas refrescar para molerlas.

La masa que se obtiene debe colocarla en una superficie lisa y comenzar a formar en el centro un hueco para colocar la manteca, la mantequilla, el huevo y un poco más de sal. Luego agregue el anís. Vaya amasando e incorporando la harina poco a poco, hasta que vea como se forma una bola suave que se despega con facilidad de las manos.

Coloque sobre una mesa enharinada y vaya dándole forma a sus buñuelos. Primero como si fueses un cordón y luego los enrolla con la forma tradicional del numero 8.

Debe freírlos en abundante grasa hasta que estén dorados y colocarlos luego sobre papel absorbente para eliminar el exceso de grasa. Se sirven bañados con melado de caña.

Los tradicionales buñuelos de Navidad se hacen de yuca y malanga, dándoles forma de un numero 8. / Foto: RCM

Ingredientes de los buñuelos de Catibia

  • 4 libras de yuca
  • 2 libras de boniato
  • 1 1/2 libra de malanga amarilla
  • 1/2 cucharadita de granos de anís
  • 6 huevos
  • 1/2 cucharadita de sal
  • Aceite para freír
  • Melado de caña

Preparación

Empezaremos pelando y rallando la yuca. La masa obtenida la exprimimos dentro de un paño para lograr sacarle la mayor cantidad de agua posible. Ponga a secar lo que queda dentro del paño en una bandeja o una madera al sol, durante un tiempo aproximado de 12 horas.

Transcurrido ese tiempo, pase la catibia por un jibe. Añádale la sal y el anís. Rocíela la masa con un poco de agua para poder humedecerla y amasarla con facilidad.

Con la mezcla obtenida comience a crear bolas del tamaño de una mandarina pequeña, para lo que debe forzar un poco la masa hasta redondearlas. Mientras vaya poniendo a hervir el resto de las viandas. Cuando este cocinas, redúzcalas a puré.

Eche las bolas de yuca en agua hirviendo y póngalas a cocinar durante un minutos. Sáquelas calientes y mezclelas con el puré de viandas. Escúrralas.

Cuando las manos le resistan el calor de la preparación, amásela bien hasta obtener una masa uniforme. Agregue entonces los huevos batidos y la grasa. Amase de nuevo hasta unirlo todo y pruebele el punto de sal.

Forme un rollo y córtelo en porciones. Delé primero forma de palitroques y luego la clásica forma de ocho. Fríalos en grasa bien caliente, hasta que estén doraditos. Sírvalos con el melado de caña o un almíbar a punto medio. Rinde para 25 buñuelos aproximadamente.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no hacerlo si lo deseas. Aceptar Leer más