Gobierno cubano la emprende en contra de la Embajada de Estados Unidos en La Habana

0

No hace aún cinco años desde que la Oficina de Intereses de Estados Unidos en Cuba pasó a ser la Embajada de Estados Unidos en La Habana, pero pronto podríamos volver a presenciar su cierre. Así lo deja entrever las acciones que el Gobierno cubano ha emprendido en contra de los diplomáticos estadounidenses que trabajan en esta sede consular.

El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez, acusó hoy a los diplomáticos estadounidenses que laboran en esta Embajada de realizar “acciones ilícitas” dentro del país. Además, los señaló de violar la Convención de Viena sobre relaciones diplomáticas, asegurando que estos se están involucrando en “asuntos internos de un país soberano”.

“Acciones ilícitas de la Embajada de Estados Unidos en Cuba constituyen una intromisión en los asuntos internos del país. Buscan atentar contra nuestro orden institucional”, denunció el titular de Exteriores cubano en su cuenta oficial de Twitter.

Según Rodríguez, estas actividades, de las que no se ofrecieron detalles, incumplen los acuerdos de restablecimiento de las relaciones diplomáticas. Además, precisó que estos diplomáticos estarían violando “las leyes cubanas y estadounidenses”.

El jefe de la diplomacia cubana también señaló al secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, de ordenar la intervención de la Embajada estadounidense “en los asuntos internos de un país soberano que no lo permitirá”.

“No permitiremos estas acciones mientras EEUU aplaude golpes de Estado e ignora asesinatos, actos de barbarie y represión por parte de sus aliados”, indicó Rodríguez.

Una campaña abierta desde Cuba contra la Embajada de Estados Unidos en La Habana

Desde la prensa estatal se acusó la pasada semana a la Embajada de Estados Unidos de impulsar de “campaña de calumnias y descrédito”. Según el diario oficialista Granma, la encargada de negocios norteamericana, Mara Tekach, estaría “publicando mentiras” sobre la detención del dirigente opositor José Daniel Ferrer.

Pompeo respondió con un comunicado en el que tachó de “infundadas” estas acusaciones. Además, señaló al régimen cubano de “intentar distraer a la comunidad internacional” del trato que se le brinda a la población en la isla. El secretario de Estado también calificó de “detención arbitraria” el encarcelamiento de Ferrer.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no hacerlo si lo deseas. Aceptar Leer más