Viceministro de Cultura de Cuba se las da de guapo y cita a fajarse a un hombre por Twitter

0

En horas de la tarde del pasado jueves, luego de un acalorado enfrentamiento en la red social Twitter entre dos internautas y el viceministro de Cultura de Cuba, Fernando Rojas, falto poco para que todo acabase en una riña callejera en la esquina de 17 y G en el Vedado.

La situación se originó producto a una discusión entre Rojas y un usuario identificado como Quijote Cubano, luego que este último escribiera:

“José Daniel Ferrer está preso en Cuba desde el 1 de octubre. No obstante, si el termina cediendo ante la presión del aparato gubernamental, otros tomarán su lugar en la interminable lucha contra el gobierno cubano”, escribió Quijote Cubano, quien seguidamente añadió.

“Te estas cagando de miedo, Fernando Rojas. Ya logras ver cada vez más cerca el fin de tu impunidad y de quienes te la proveen”, añadió.

Por su parte, el funcionario “exhortó” al usuario a trasladar su conversación a otro escenario:

“Todo lo contrario, te estoy retando cobarde anónimo, da a cara”, escribió Rojas.

Sus palabras encontraron respuesta rápidamente en las de Quijote, quien le contestó citando a José Martí.

Como diría un viceministro de Cultura en Cuba: “Se formó la gran pelea si señor”

“En silencio ha tenido que ser. Y en silencio será hasta que nosotros determinemos.”, respondió el internauta.

Otros usuarios de la mencionada red social tomaron parte en la pelea, incluso uno, identificado como Arapet, aseguró que si estaba en La Habana desafió al funcionario a buscar un lugar en el que darse “4 guantazos”.

Haciendo a un lado la sensatez, Rojas tuitió instantáneamente:

“17 y G 12m”

Cuando llegó la hora pactada, el viceministro realizó una nueva publicación en la que mantuvo su tono desafiante:

“Estoy en 17 y G. ¿Y tú?”.

Finalmente, al no presentarse nadie en el lugar fijado, el funcionario publicó una imagen suya acompañada de un texto triunfalista.

“12:16 Monumento a Benito Juárez. 17 y G Vedado. Nadie se acercó en 15 minutos. Aprendan”

Eso sí, nadie podrá decir que Rojas deshonra su palabra. Aunque el siniestro duelista resultó ser tan anónimo como escurridizo. Sin embargo, si quiso dejarle un mensaje final: “Ya me enfríe,me diste lástima, vamos a fijar otro lugar mañana. Esta vez no vayas vestido de bandera del 26. Ponte una camisa con la bandera americana para reconocerte rápidamente”.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no hacerlo si lo deseas. Aceptar Leer más