Cubanos corren desesperados entre automóviles en marcha para entregarse en la frontera de EEUU

0

En su desespero por entregarse a los agentes fronterizos de EEUU para solicitar el asilo político en ese país, muchos migrantes cubanos en México han empezado a optar por correr hacia el norte por los carriles vehiculares para alcanzar el punto de inspección en la frontera

El incremento en este tipo de casos ha provocado que en los últimos días se haya desplegado una fuerte presencia de agentes de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) en el punto de control del cruce de Nogales y que incluso se hayan desplegado barricadas.

Por su parte, el gobierno mexicano ha orientado que la Policía Federal vigile el tráfico hacía la garita de Nogales para detectar “personas sospechosas” que intenten cruzar por esa vía sin la documentación necesaria para acceder a territorio norteamericano.

Algunos expertos consideran que esta nueva práctica llevada a cabo por los cubanos responde a al temor de verse obligados a permanecer durante varios meses para presentar sus respectivas solicitudes de asilo político.

Los migrantes cubanos en México no aguantan más la situación y lo intentan todo con tal de llegar a la frontera de EEUU

Un inmigrante identificado como Marcos, comentó que ha sentido en carne propia el infierno de permanecer en México durante varios meses.

“Somos muy pocos los que logramos pasar. La gente ya no aguanta tener que esperar en los albergues de México. Sin ayuda, enfermos, es mucho el dolor que se vive aquí. “, comentó el cubano, quien permaneció durante cuatro meses en la frontera de Texas y dos meses en la de Arizona.

“Hay quien ya no puede más y se lanza a cruzar el Río grande o que hacen como yo y cruza por el monte”, añadió.

Por su parte, el CBP asegura que estos migrantes que están intentando llegar a las garitas por lo carriles vehiculares no llevan tiempo esperando poder solicitar el asilo, sino personas “recién” llegadas a la zona.

A raíz de esto, la abogada de inmigración Claudia Arévalo, consideró que este accionar demuestra el limbo en que se encuentran los migrantes.

“Estados Unidos está cerrando todas la vías para pedir asilo político. Pedir asilo no es un delito”, sostiene.

La abogada asegura que ha tenido casos en los que los cubanos han esperado durante meses para presentar su solicitud. Además, confirma que de hacerlo, han tenido que regresar a México durante varios meses más hasta ser citados en corte.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no hacerlo si lo deseas. Aceptar Leer más