InicioActualidad'Explota' la empresa de Astilleros de Cuba y varios de sus directivos...

‘Explota’ la empresa de Astilleros de Cuba y varios de sus directivos enfrentan juicios por corrupción

Un escándalo de corrupción sacude hoy a la Empresa de Astilleros de Cuba luego que el Gobierno realizara una auditoria que sacó a la luz una trama de corrupción y robo de cientos de miles de pesos que se destinaron a la compra y venta de bebidas alcohólicas.

Una «auditoria especial» ordenada por el Ministerio de Transporte y ejecutada por la Contraloría de la República sacó a la luz una cadena de hechos constitutivos de delitos por practicas que mantuvieron los directivos de esa empresa por años.

Según indica el informe final hecho publico hoy por la prensa estatal, la Empresa de Astilleros de Cuba estuvo reportando entre enero de 2018 y marzo de 2019 un alto volumen de compra y venta de bebidas alcohólicas. Esta  actividad que no guardaba ninguna relación con el objeto social con se creó esta entidad estatal.

Los directivos de la empresa aprobaron la compra por cientos de miles de dólares de rones, vinos, cervezas, vodkas, tequilas y otras bebidas alcohólicas, que luego eran vendidas a sus trabajadores en moneda nacional como «módulos de estimulo» por su desempeño. Entre el periodo de tiempo citado, a cada trabajador de esta empresa se le entregaron 47 módulos, con un promedio de 11 botellas de distintos tipo por persona.

En total, en los 14 meses que se mantuvo esta practica, se entregaron a los trabajadores 76 mil 963 botellas de bebidas alcohólicas de distintas marcas y precios.

La Empresa de Astilleros de Cuba vendía más bebidas alcohólicas que muchas tiendas del país

La venta de estas bebidas alcohólicas a los trabajadores se registraban luego como «ingresos de la actividad fundamental», para de esta forma poder cumplir el Plan de Ventas que les exigía el Estado. Al hacer esto, volvían a incurrir en otro delito, pues al inflar los planes de ingresos con una actividad para la cual no estaban destinados lograban que el Gobierno les pagara todos los meses un «salario extra» por el resultado económico aportado por los trabajadores.

En los 15 meses que duró esta trama de corrupción, el Gobierno desembolsó casi 1 millón de pesos cubanos de las arcas estatal para pagar el salario por resultados de estos trabajadores. Sin embargo, la auditoria demostró que si la venta de bebidas alcohólicas no se hubiese realizado, el pago por estímulos apenas hubiese alcanzado los 240 mil pesos cubanos en todo ese tiempo.

Los auditores comprobaron que los precios de venta de bebidas alcohólicas a los trabajadores oscilaban entre 40 y 70 pesos cubanos (CUP), en productos que se importan en Moneda Libremente Convertible o se financiaban en pesos convertibles (CUC) y tienen en la red minorista precios muy superiores.

De momento, 12 personas, entre directivos y trabajadores de la Empresa de Astilleros de Cuba se encuentran en prisión temporal con procesos penales en curso, según reveló el reporte de la Contraloría General de la República.

Relacionados
- Advertisment -

Últimas entradas