InicioActualidadEl icónico tren eléctrico de Hershey, único en su tipo en Cuba,...

El icónico tren eléctrico de Hershey, único en su tipo en Cuba, podría decir adiós para siempre

El tren de Hershey, único en Cuba que funciona con energía eléctrica, podría estar muy próximo a dejar de funcionar definitivamente tras años de abandono y deterioro.

Una denuncia publicada en el diario oficialista Granma señala que el primero de mayo de 2017 fue la última vez que logró realizar su recorrido completo. Desde esa fecha, no ha vuelto a cubrir el trayecto Casablanca (La Habana) – Hershey (Matanzas) por diferentes motivos.

De esta forma lo confirmó Diosdado Macías, operador de la envejecida estación de Versalles, donde el vetusto convoy debe rendir viaje.

“Nunca más ha realizado el trayecto completo. Tengo entendido que actualmente solo llega hasta Minas Margot, próximo a Corral Nuevo. Según dicen esto los de la Empresa de Ferrocarriles, se debe a problemas con el tendido eléctrico aéreo de alto voltaje que alimenta al tren. Si esto continua así puede que no llegue a salvarse”, lamentó.

Los vagones del tren de Hershey datan de 1994 y los viajes en él nunca fueron muy cómodos. Ya en los años 80, muchas veces se detenía por algún fallo eléctrico o se veía obligado a aminorar la velocidad a hasta 15 kilómetros por hora en algún tramo.

No obstante, la demora la compensaba la posibilidad de disfrutar de la vista del Valle de Yumirí y la sensación de estar montados en una verdadera reliquia histórica.

“Muchos no lo hacían por la necesidad de viajar, sino como un simple paseo, por el placer de vivir la aventura”, remarcó Diosdado.

Sin piezas, ni cables eléctricos, el tren de Hershey dirá adiós

Las autoridades de la Empresa de Ferrocarriles de Cuba explicaron que en la actualidad solamente se cubre el 50% del recorrido tradicional porque no cuentan con los recursos suficientes para acometer una reparación general del tren.

Además, el sistema eléctrico esta casi inservible y en el país no existen los cables para rehacer su tendido aéreo, desde donde el tren toma la energía para circular, pues ese material no se produce en la isla.

La situación se agravó tras el paso del huracán Irma, que afectó la infraestructura, y las acciones vandálicas de individuos que han robado postes y cables en la vía.

Así que ya sabe, si no ha tenido nunca la oportunidad de montarse sobre esta reliquia andante, aproveche ahora y hágalo, aunque sea solo por placer como recuerda Diosdado, porque quizás los cubanos estemos a punto de decirle adiós a otra joya de la República por la eterna crisis económica que vive Cuba desde 1959.

Relacionados
- Advertisment -

Últimas entradas