Indignación entre los aficionados cubanos por el horario de juegos en la final de la Serie Nacional de Béisbol

La Serie Nacional de Béisbol contará en esta ocasión con una peculiar e inédita final. Esta vez, se enfrentarán por la corona las selecciones de Camagüey y Matanzas. El primero, no lo lograba desde hace casi 30 años, y el segundo no ha podido salir victorioso tras varios intentos.

Sin embargo, este ultimo capitulo de la Serie Nacional de Béisbol 2019-2020 ha llenado de indignación a los aficionados cubanos luego que se diera a conocer el calendario del evento y su horario.

A nadie tomó por sorpresa que las autoridades deportivas establecieran que los juegos se celebren exclusivamente de día, como se hizo en la mayor parte de los juegos de la temporada regular. La decisión, según alegaron las autoridades, responde a la eterna crisis económica que vive el país con la falta de combustible, lo que afecta a todas las ramas de la vida en la isla.

Un final inédita de la Serie Nacional de Béisbol también fuera del terreno

La Dirección de Béisbol emitió un comunicado en la prensa estatal donde justificaba los juegos diurnos con la excusa de que “se ajustan a la lógica de que los partidos pactados para Camagüey serán sábado y domingo, y que Matanzas, donde habrá acciones martes, miércoles y jueves, no dispone de alumbrado artificial”.

Como si esto fuera poco, se anunció que, si un juego se suspende por alguna causa, este se sellará, sea oficial o no, y se reanudará al día siguiente a la una de la tarde, negando el encendido de las luces del estadio en cualquiera de los 4 potenciales juegos en Camagüey.

Como puntillazo final, si el partido sellado no supera las tres entradas, se procederá entonces a realizar un doble juego al día siguiente, comenzando el segundo juego 30 minutos luego que concluya el primero.

¿A jugar de día la Final? ¿Potenciales dobles juegos en la Final?

A pesar de todos esto, algunos se siguen preguntando porque la pelota cubana se ha tornado tan impopular, como si no estuviese más que claro de quien es la culpa.

Una vez más, los directivos cubanos quedan muy mal parados y se reafirma la necesidad de una renovación, algo que de seguro muchos celebrarán el día que ocurra.


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestro canal de Telegram:

CubaCute en Telegram


Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no hacerlo si lo deseas. Aceptar Leer más