Hace tres años que se eliminó la política de “pies secos, pies mojados”, pero los cubanos siguen emigrando

0

El expresidente estadounidense, Barack Obama, eliminó la política pies secos, pies mojados en enero de 2017. En aquel entonces, el cielo parecía venirse abajo para quienes residían en la Isla y pensaban aventurarse al mar con tal de cumplir su sueño de vivir en un país libre.

Este beneficio permitía a los cubanos recibir la residencia legal automáticamente con solo pisar suelo estadounidense, ya fuera por tierra, o por mar.

A raíz de esto, las detenciones de inmigrantes cubanos en puertos estadounidenses disminuyeron un 88% en el año fiscal 2017-2018. Esta tendencia, se ha mantenido estable con respecto al flujo migratorio previo a la derogación de la ley. No obstante, muchos cubanos se mantienen intentando llegar a los Estados Unidos por diferentes vías.

El fin de “pies secos, pies mojados” no ha detenido a los cubanos

La ausencia de los beneficios que traía consigo la a ley de “Pies secos, pies mojados”, no ha sido un freno total, como se suponia, para la inmigración ilegal cubana. Lastimosamente, las causas que durante décadas han provocado los intentos de salida del país de los cubanos se mantienen invariables.

En estos momentos una gran cantidad de cubanos en Guyana, Trinidad y Tobago, Ecuador, México y hasta Rusia se encuentran atrapados en un limbo legal que les imposibilita cumplir su sueño americano.

Terminar en uno de los temidos centros de detención para migrantes es uno de los grandes temores de los isleños que dejan la Isla. Sin embargo, ni las pésimas condiciones en las que son forzados a vivir en estos centros han logrado poner un alto a los cubanos en la búsqueda de su libertad.

La emigración está en la mente sobre todo de las nuevas generaciones en Cuba. Los jóvenes en la Isla, no visualizan un porvenir aceptable en un país en el que los que trabajan cada día tienen menos.

Personas ya no tan jóvenes reconocen que las nuevas generaciones quieren hacer su vida en otro país para poder vestirse, comer y tener lo que deseen.

Las nuevas tiendas en dólares, los hoteles de alto estándar, entre otras opciones prohibitivas para los cubanos de pie, no contemplan entre sus beneficiarios a estos jóvenes humildes.

Los nuevos hoteles, las tiendas en dólares, las próximas visas a Europa por cinco años, no contemplan entre sus beneficiarios a esos jóvenes humildes, que con un pesimismo impropio de su edad admiten que la vida está en otra parte. Tampoco contemplan a los que han trabajado toda su vida y malviven con ingresos que no satisfacen las necesidades más elementales.

Para muchos el efecto colateral de la derogación de “Pies secos, pies mojados” fue provocar un aumento de presión interna para provocar un estallido social. Sin embargo, hasta el momento, esa intención ha fracasado.


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestro canal de Telegram:

CubaCute en Telegram


Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no hacerlo si lo deseas. Aceptar Leer más