Madre del joven cubano asesinado por su propio vecino en La Habana ofrece detalles macabros del crimen

0

El pasado 6 de enero desapareció misteriosamente el joven cubano Andy García Valdés, de 25 años. Sus familiares no entendían que podía haber pasado, pues esa noche él había salido de su apartamento para guardar su moto en el parqueo que se encuentra a unos metros del edificio donde vivía. Sin embargo, nunca regresó y la moto nunca fue guardada en el garaje, esta permanecía parqueada en los bajos de su vivienda.

Dos días después, su cadáver fue encontrado asesinado en el piso de un vecino que vivía solo tres pisos debajo de Andy. Aunque en ese momento no se conocieron mayores detalles, hoy su madre, Itzel Valdés Roque, ofreció una entrevista al portal CiberCuba en el que ofreció detalles de este macabro asesinato ocurrido en el Reparto Flores, en La Hababa.

Según contó la madre de Andy García, el asesino confeso se nombra Orlis Rodríguez y todos en la familia de la victima ahora piden a la justicia que se le aplique la cadena perpetua por su despiadado crimen.

¿Cómo sucedieron los hechos?

Andy bajó la noche del 6 de enero a guardar su moto, y aunque inicialmente se dijo que el robo de este vehículo había sido el motivo del crimen, su madre Itzel lo desmintió. La familia rápidamente comenzó a preocuparse pues parecía muy ilógico que el muchacho hubiese desaparecido de esa forma.

Su novia, Sheila Loyola Mérida, se unió a un grupo de amigos y comenzaron a buscarlo por lo alrededores del edificio e incluso caminaron hasta la costa… pero nada. Desesperados, acudieron a la estación de policía para poner una denuncia, pero los oficiales le dijeron que no se permitía realizar este tipo de denuncias hasta el día siguiente pues muchos de los que desaparecen suelen “aparecer” unas horas después.

Todo resultaba muy extraño, Andy había bajado hasta sin su cartera ni documentos, pues solo se disponía a guardar su moto. Dos días después llegó la peor de las noticias, el joven había sido asesinado y su victimario lo tenia escondido en un tanque dentro de su apartamento, a solo metros de su familia, para tratar luego de deshacerse del cadáver.

De acuerdo al testimonio de la madre, el asesino “lo tenia todo premeditado” y mató a su hijo “de una manera brutal”. Con una tijeras lo apuñaló varias veces y escondió el cuerpo dentro de su vivienda. Luego tomó las llaves de su bolsillo y subió al apartamento de la victima para robar un poco de dinero, algunos pares de zapatos, dos desodorantes y una navaja… eso valía la vida de este joven de 25 años para Orlis Rodríguez.

La misma noche del crimen, el asesino, con toda la sangre fría que se puede tener, se había parado delante de la familia como si nada hubiese pasado para interesarse en saber lo que estaba sucediendo.

El vecino de Andy confesó que lo asesinó porque “le caía mal”

Ya con la policía interesada en la desaparición de Andy, comenzaron las sospechas. Un camión de comunales llamó la atención de los oficiales, cuando estuvo parqueado en los bajos del edificio. Según indica Itzel, el victimario trabajaba en la campaña contra el Aedes Aegypti y sobre el pesaban dos condenas previas por robo con violencia y agresión y robo contra otro vecino del mismo edificio.

“Confesó que lo asesinó porque no le caía bien, porque no le caía bien”, dijo desconsolada la madre al citado medio.

Junto con Orlis arrestaron otras cuatro personas: su padre, dos trabajadores de comunales y un vecino del edificio al que pidieron ayuda para bajar el tanque donde estaba escondido el cadáver.

Los dos dias en lo que estuvo desaparecido parecieron infinitos, pero también el ultimo adiós, pues tuvieron que velar el cuerpo de Andy en la funeraria con el féretro cerrado por los maltratos que sufrió el cuerpos esos dos días en manos de su asesino.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no hacerlo si lo deseas. Aceptar Leer más