Los rayos en Cuba han matado a más personas en la ultima década que los ciclones y huracanes

0

Los rayos en Cuba representan la primera causa de muerte con una media anual de 54 decesos. Entre 1987 y 2017, los rayos dejaron un saldo de 1.742 personas fallecidas en la Isla.

Aun cuando las víctimas mortales de los rayos en Cuba superan con creces las pérdidas humanas ocasionadas por huracanes, tornados, eventos de lluvias intensas e inundaciones costeras, el promedio de muertes ha disminuido.

La estación más con más riesgo para ser impactado por rayos en Cuba es el verano

El mayor número de casos de este tipo se registra en la región oriental del país con 764 fallecidos, seguido de la región central con 524 y la occidental con 454.

La provincia que registra la mayor cantidad de decesos en Granma con una media anual de 8 casos.

La estación más mortal del año en la Isla es el verano, de acuerdo a estadísticas del Ministerio de Salud Pública de la isla reveladas en un amplio artículo publicado en la contraportada del diario oficialista Granma.

Esta etapa se considera la más peligrosa del año producto al calentamiento del aire en contacto con la superficie terrestre, lo cual provoca que estos fenómenos se produzcan de una manera más frecuente.

Igualmente, el grupo de edad que registra las cifras más elevadas de víctimas mortales es el comprendido entre los 25 y los 59 años, al agrupar el 59,5 % del total, en tanto el sexo masculino registra la mayor cantidad de pérdidas de vida con mil 485.

Por municipios los más afectados son Las Tunas (35 fallecidos), Santiago de Cuba (33), Holguín y Camagüey (30), Consolación del Sur (23) y Ciego de Ávila (20).

La regla 30-30

El pasado mes de agosto cinco personas perdieron la vida, de ellas tres menores de edad, debido al impacto de un rayo en la occidental provincial de Mayabeque.

Los especialistas han recomendado a la población en varias ocasiones que sigan la conocida como regla 30-30, la cual consiste en buscar un refugio seguro si transcurren menos de 30 segundos desde que se ve la luz del relámpago hasta que se escucha el trueno.

Del mismo modo, señala que solo debe dejar el refugio luego de 30 minutos del último trueno. Esta última indicación responde a que muchas muertes se producen después que la tormenta pasa.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no hacerlo si lo deseas. Aceptar Leer más