Los mercados en Cuba vacíos, pero uno de los cinco ex espías cubanos se zampa tremenda paella

0

Los mercados en Cuba están vacíos y los cubanos se abren la cabeza a diario para llevar un poco de comida a sus mesas, pero en la casa de Gerardo Hernández Nordelo, uno de los cinco ex espías cubanos, se zamparon ayer una tremenda paella y lo compartieron en las redes sociales, como para dejar claro que el que puede, puede

“Algo especial pa’ ella en su cumpleaños: ¡Paella! ¡Felicidades amor! Y muchas gracias por todo lo vivido”, se puede leer en la publicación, la cual deja ver la veta humorística con la que el gobierno ha caracterizado en varias ocasiones a uno de sus “héroes”.

La publicación en cuestión recibió una gran de comentarios y reacciones positivas. No obstante, por ningún lugar se menciona la complejidad que supone para los cubanos de a pie el preparar semejante delicia o pagarla en un restaurante.

La paella es un plato que destaca por su variopinta gama de ingredientes que lleva su preparación. La mayoría de estos, resultan prohibitivos para la gran mayoría de los cubanos en la Isla.

De una cárcel en Miami por espías a cocinar paella en La Habana como héroe

Gerardo Hernández Nordelo es uno de los cinco espías cubanos que Estados Unidos devolvió a la Isla tras un acuerdo entre el ex presidente Barack Obama y Raúl Castro. En estos momentos, se desempeña como vicerrector del Instituto Superior de Relaciones Internacionales y es diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular.

La conocida como “Red Avispa” se estableció en Estados Unidos con vistas a espiar a organizaciones opositoras en ese país en las décadas de 1980 y 1990. Luego de haber estado negándolo durante años, finalmente el gobierno cubano reconoció que los cinco espías eran agente de inteligencia.

El 12 de septiembre de 1998 los cubanos Antonio Guerrero, Ramón Labañino, Gerardo Hernández, René González y Fernando González fueron detenidos. En esa ocasión, se les juzgó por cargos de conspiración para cometer espionaje y asesinato. Dos de ellos cumplieron sus condenas, mientras que los restantes recibieron un indulto en 2014 en el marco de la política de “deshielo” por Barack Obama.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no hacerlo si lo deseas. Aceptar Leer más