Mayonesa de plátano burro, un invento cubano en tiempo de crisis y coyuntura

De seguro si alguien escucha la frase de que el cubano es el rey del invento no le sorprenda demasiado. Las vicisitudes que durante años han tenido que afrontar los residentes en la Isla han provocado que la imaginación haya tenido que echar a volar hasta niveles insospechados en más de una ocasión. Sin embargo, el reciente invento llevado a cabo en el municipio Tercer Frente, de Santiago de Cuba, hace que quizás haya que condecorar a los autores con una distinción de emperadores o dioses de la inventiva, ya que crear una mayonesa de plátano burro está fuera de todo límite.

La Mayonesa de Plátano Burro no estuvo sola en la exposición… los inventos cubanos se hicieron notar en la jornada

Curiosamente el asunto no termina aquí. En jornada organizada por una sede universitaria local se exhiben otras “maravillas” de la fantasía popular. Frito de chaya con picadillo y hornos criollos que funcionan con aserrín, son solo algunas de las creaciones que se muestran en el citado espacio y que se encuentran acompañadas de fotos de Fidel y Raúl, dos cubanos que tanto se empeñaron en convertir a los cubanos en magos.

El promotor de estas ideas se encargó de resaltar lo novedoso de las mismas en el marco del Día de la Ciencia.

A su modo de ver, las mencionadas creaciones contribuyen al ahorro energético y son una muestra de que es posible “Pensar como país”.

Como era de esperarse, las imágenes han desatado una oleada de comentarios en las redes sociales. Los internautas, al respecto, han expresado sus consideraciones a lo que el periodista identificado como Atrapasueños intenta resaltar como positivo.

Día de la Ciencia o de “la magia”

A ciencia cierta nadie sabe quién le puso el cartelito de Día de la Ciencia a un día en el que se le intente dar respuesta rozando los límites de la magia a las necesidades cotidianas del pueblo.

El plato fuerte de la jornada lo constituyó un internauta muy entusiasta. Este, se atrevió a expresar que toda aquella sarta de “aportes” a la cultura alimenticia contribuyen al desarrollo local.

Para “suerte” de quienes disfruten degustar de esas creaciones o desgracia de quienes se vean obligado a hacerlo por necesidad, la realidad es una sola en la Isla: la artesanía es ciencia, y la pobreza, desarrollo.


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestro canal de Telegram:

CubaCute en Telegram


Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no hacerlo si lo deseas. Aceptar Leer más