InicioActualidadGobierno cubano reconoce que casi 1.7 millones de familias en Cuba tendrán...

Gobierno cubano reconoce que casi 1.7 millones de familias en Cuba tendrán problemas para cocinar por falta de gas licuado

La escasez de gas licuado que enfrenta el país en las ultimas semanas afecta a casi 1.7 millones de familias en Cuba, según reconoció hoy la estatal Unión Cuba Petroleo (CUPET). La situación es sumamente grave, pues millones de personas podrían tener que recurrir al uso de la leña o combustibles alternativos, como la luzbrillante, para poder poner un plato de comida caliente en sus mesas.

Eso si, la culpa vuelve a caer sobre el sospechoso habitual, y las autoridades en Cuba han vuelto a decir que detrás de la escasez de gas licuado está la mano el Gobierno de Estados Unidos y el «endurecimiento de sus sanciones sobre Cuba».

«Estamos tomando las medidas que permitan lograr un contrato a término y con todas las garantías para restablecer el servicio de distribución de gas licuado», dijo el jefe de Cupet, Lucilo Sánchez Aquino, al diario estatal Juventud Rebelde.

El gobierno cubano enfrenta desde comienzos de año serias dificultades para importar gas licuado, un recurso básico para cocinar en una parte importante de los hogares en la isla.

Aunque las autoridades tenían programado recibir varios cargamentos de este combustible a finales del pasado año, los proveedores rompieron todos los contratos y se negaron a realizar las entregas planificadas por temor a posibles sanciones por parte de la administración Trump.

Las compañías, que venían suministrando habitualmente gas licuado a Cuba, cancelaron todos los envíos tras la inclusión de la empresa estatal Corporación Panamericana S.A. en una lista negra que maneja el Departamento de Estado de EEUU de compañías cubanas con las que está prohibido realizar negocios directos. La Corporación Panamericana era hasta el momento la responsable de tramitar las compras de gas licuado en el extranjero que realizaba el gobierno cubano.

La crisis energética cubana abarca también el suministro de combustibles líquidos, que ha sufrido altibajos desde el pasado septiembre por la intermitencia en la llegada de buques petroleros, causando situaciones de desabastecimiento en las gasolineras del país.

A esto se suma la escasez de otros productos básicos, como los lácteos, cuya distribución se encuentra «afectada», informó hoy el diario estatal Granma.

Relacionados
- Advertisment -

Últimas entradas