Prensa cubana habla sobre la turba en Santiago de Cuba que intentó linchar al violador de una niña de ocho años

0

La prensa cubana ha publicado finalmente un articulo sobre los sucesos ocurridos el pasado fin de semana en la provincia de Santiago de Cuba, donde un turba de vecinos intentaron linchar públicamente al violador de una niña de ocho años. Sin embargo, ahora dicen que estas personas que trataron de tomar la justicia en sus manos son “gente inescrupulosa que se aprovecharon del dolor de los familiares para sembrar el caos”.

El texto, publicado en el diario Granma cuatro días después de que la noticia corriera como pólvora por las redes sociales, ofrece su versión de los hechos, pero alejado totalmente de la investigación periodística y centrado en atacar a los que reprodujeron los vídeos de lo ocurrido. Con total descaro se acusa de “medios contrarrevolucionarios” a los que como nosotros hicimos publicas las imágenes donde se veía el enfrentamiento del pueblo contra la policía.

En primer lugar, solo hablar del vídeo que ha circulado en Facebook realizado por el youtuber oficialista Guerrero Cubano, ignorando los numerosos vídeos previos que circularon en las redes, tanto del linchamiento como del posterior enfrentamiento a pedradas de los vecinos del lugar contra las brigadas especiales (“boinas negras”) de la Policía, que se vieron obligados a usar sus armas antes de abandonar el lugar.

Además, se defiende la actuación de la policía, quienes la emprendieron a golpes contra la población, asegurando que estos actuaron “conforme al derecho, en un país de leyes que respeta por encima de todas las cosas la integridad del detenido”.

A lo que todos han calificado como “turba enardecida”, el diario Granma prefiere calificarlo como “un grupo que agredía a los agentes del orden que, a pesar de la compleja situación, jamás perdieron la calma y actuaron con suma profesionalidad”.

El articulo del citado medio asegura que hubo “en las redes llamados a linchar, incendiar, destruir, a enfrentar a la Policía”, y vincula esos hechos a “una sistemática campaña de influencia motivacional, pura y dura guerra psicológica, fabricada en los laboratorios de la CIA” que intentan “crear un estado de irracionalidad que pueda convertir al ser humano en una bestia y, en ese estado, científicamente manejado, intentar llevarlo al logro de la acción deseada por el manipulador”.

“El culpable de un acto tan atroz será juzgado y condenado, no nos cabe ninguna duda. Hemos sido educados siguiendo principios de humanismo y justicia que son esencia del «sol del mundo moral» al que aspiramos. El odio no construye. No nos dejemos manipular.”, concluye el artículo.

La menor violada está actualmente ingresada en el Hospital infantil Sur de Santiago de Cuba, donde los médicos le tienen prohibidas las visitas, aseguran medios independientes.

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no hacerlo si lo deseas. Aceptar Leer más