Cubano transforma su Studebaker Champion de 1953 en un Mustang Vicious para venderlo al mejor postor

José Carlos Horta vive en Cuba y hasta hace unos meses era el dueño de un Studebaker Champion de 1953, pero su afición por los autos de carrera lo hizo comenzar a transformar su vehículo para que se parezca a un Mustang Vicious de 1965 que fue customizado en Estados Unidos y que está valorado en un millón de dólares. Ahora quiere vender su proyecto al mejor postor.

Según contó a nuestra redacción, la transformación del Studebaker lleva realizándola por los últimos 8 meses, junto a un grupo de chapistas.

“Le dejamos con un motor V8 y un carburador Rochester que hace que suene muy duro este carro”, comentó con entusiasmo José Carlos a nuestro equipo, al mostrarnos fotos de cómo va quedando su nuevo automóvil.

“Creo que estoy logrando un carro único y exclusivo en Cuba, porque al menos yo no he visto otro igual”, enfatizó.

Este cubano ha partido de Studebaker Champion, un automóvil americano producido por por la Studebaker Corporation en Indiana desde el año 1939 hasta 1958. Él posee el modelo de 1953, perteneciente a la quinta generación de estos vehículos y considerado de mediano tamaño.

Su mecánica simple y las piezas baratas con que fue construido originalmente han hecho del Champion una alternativa viable para los coleccionista que desean transforma este tipo de vehículos alrededor del mundo.

El Studebaker Champion es propulsado por un motor de la propia marca con cabeza plana y seis cilindros en línea, de 170 cu o 2.785 centímetros cúbicos con una potencia de 85 hp a 4.000 rpm y 187 Nm a 2.000 rpm. El motor tiene un diámetro interior de 3 x 4 pulgadas y una carrera con una relación de compresión de 7,0: 1 con transmisión manual.

Al igual que la mayoría de autos estadounidenses de la época estaba construido sobre un bastidor, con carrocería de un solo cuerpo o monocasco. El guardabarros trasero era atornillado, sin soldar como la totalidad de autos del año.

Una de las características que hacen de este Studebaker un auto tan fácil de transformar es que no es necesario cortar o soldar para quitar o instalar un panel. Pero ahí es donde termina la simplicidad, ya que el óxido se apoderó temprano de estos autos, particularmente en los guardabarros delanteros inferiores.

Ahora el objetivo de Juan Carlos es lograr el resultado más parecido a un Mustang Vicious de 1965 que fue customizado por la compañía Timeless Kustoms en Estados Unidos. Se trata de un muscle car al que se le dio un aspecto super contemporáneo con un kit de fuselaje a lo largo ancho, un cofre más prominente y una parrilla rediseñada. Esta joya tiene un costo total luego de su restauración / modificación de un millón de dólares.

Por supuesto que José Carlos no aspira a esa cifra por el suyo en Cuba, pero tampoco se atreve a decirnos un precio. Dice que está dispuesto a escuchar a los interesados y llegar a un acuerdo con el mejor postor.

“El mio es completamente de lata, no de fibra de plástico ni nada de eso. No me interesa decir un precio, pero si lo tengo a la venta esperando a ver si me ofrecen algo que me convenga”, comentó a nuestro equipo.

Si desean contactar a este entusiasta en Cuba pueden escribirle por WhatsApp +90 (553) 887 84 71 o llamarlo al 053335787.


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestro canal de Telegram:

CubaCute en Telegram


Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no hacerlo si lo deseas. Aceptar Leer más