InicioActualidadEl CUC ya murió en Cuba, solo falta enterrarlo

El CUC ya murió en Cuba, solo falta enterrarlo

El CUC ha sufrido en Cuba una muerte lenta, de esas con las que poco a poco fue perdiendo valor hasta convertirse en la moneda que nadie en la isla quiere guardar para no quedarse con ella cuando desaparezca por completo, lo que parece que sucederá en cualquier momento.

El Ministerio del Comercio Interior dio a conocer la semana pasada que los locales gastronómicos estatales solamente podrán brindar sus servicios en pesos cubanos CUP.

La medida ha desatado las alarmas en la población ante la posibilidad de la desaparición del CUC a corto plazo, ya que ha ido perdiendo terreno luego que las autoridades anunciaran que el sobreviviente de la unificación monetaria sería el peso cubano.

Desde el año 1994 los cubanos han estado lidiando con dos monedas y se han acostumbrado a alternar entre el CUP que se utiliza para pagar los salarios; y el peso convertible (CUC), equivalente al dólar.

Al tiempo que el sector estatal se encuentra obligado a acatar la nueva medida, en los negocios privados el panorama es un poco más flexible.

“Da lo mismo si paga en euros, dólares, pesos convertibles o yenes japoneses», ironiza Eduardo Rodríguez, el conductor de un auto privado que da frecuentes viajes desde La Habana a Varadero o a la zona turística de Viñales. «Mientras sea dinero no hay problema».

Sin embargo, algunos conductores de taxis colectivos que cubren rutas fijas han optado por ser un poco más cautelosos.

«No puedo arriesgarme a quedarme con demasiados pesos convertibles encima y que de pronto unifiquen la moneda y solo permitan cambiar una pequeña cantidad por cada persona», explica un transportista privado que cubre la ruta Habana-Marianao. «El mismo día que anunciaron que las cafeterías y restaurantes estatales solo iban a aceptar CUP decidí hacer lo mismo dentro de mi carro, porque eso es una señal que no se puede desoír».

En el marco de desconcierto popular sobre cuándo será el día 0 del CUC, la viceministra del Ministerio de Comercio Interior, Miriam Pérez, aclaró que la venta en pesos cubanos en los establecimientos estatales no guarda relación con la unificación monetaria, sino que buscan un “mayor control” en la red comercial.

A pesar de las aclaraciones de la funcionaria, las suspicacias alrededor del chavito no han logrado aplacarse.

Salir de la versión móvil