El superpesado cubano Frank Sánchez Faure se corona campeón del titulo continental del Consejo Mundial de Boxeo

El superpesado cubano Frank Sánchez Faura ganó anoche con facilidad, gracias a la potencia de sus puños, el titulo continental del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), al derrotar de forma aplastante al boxeador estadounidense Joey Dawejko en el Barclays Center de Brooklyn de Nueva York.

Sánchez, natural de Guantánamo y quien reside desde mediados del pasado año en Las Vegas, se caracteriza por un boxeo agresivo, sabiendo tirar golpes en las tres distancias y siendo capaz de pegar efectivos puñetazos con ambas manos.

El corpulento guantanamero no tuvo problemas en ningún momento de su pelea frente a Dawejko, logrando la victoria por decisión unánime: 98-92, 100-90 y 100-90.

Con 27 años de edad, 225 libras de peso y una altura de 1.93, el púgil cubano tiene una sola meta en su cabeza: darle a Cuba la corona mundial en la división máxima del boxeo profesional.

Frank Sánchez estuvo desde el comienzo del combate proponiendo golpes contra su rival. En el primer asalto, justo 35 segundo para terminar, su derecha impactó con fuera el cuerpo de Dawejko. En la segunda ronda fue igual, y su puño derecho alcanzó a su contrincante con 50 segundos restando en el reloj, mientras lo mantuvo todo el tiempo en este asalto alejando con su jab.

Para el tercer round, el cubano propuso una combinación de derecha – izquierda que hizo retroceder a Dawejko, para terminar conectándole un potente jab justo antes de terminar el episodio.

El cuarto round fue más calmado, quizás por el mismo agotamiento de ambos boxeadores, aunque Frank Sánchez supo conectar con su mano derecha en el rostro de su rival pasados unos 35 segundo del asalto.

Unos 20 segundos después de iniciado el quinto asalto, Sánchez golpeó a Dawejko con un gancho izquierdo a un lado de su cabeza. Un corte se abrió sobre el ojo izquierdo de Dawejko más tarde en el quinto.

El puño derecho del guantanamero derribó a Dawejko a falta de 20 segundos para concluir el séptimo round.

Consciente de que estaba muy retrasado en las tarjetas, Dawejko trató de entrar para lanzar un golpe impactante durante la décima ronda. El árbitro Shada Murdaugh pidió un breve descanso con 31 segundos restantes en el combate porque Dawejko sostuvo su cabeza después de un choque accidental con el cubano.


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestro canal de Telegram:

CubaCute en Telegram


Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no hacerlo si lo deseas. Aceptar Leer más