Cubano es arrestado en Florida con casi 6000 tarjetas de crédito robadas y clonadas

0

Un cubano de 29 años residente en Hialeah, identificado por la Policía de Florida como Luis Ángel Naranjo Rodríguez, fue arrestado el pasado lunes luego que las autoridades lo descubrieran colocando equipos clonadores de tarjetas de crédito en varias gasolineras.

Según el reporte de arresto, Naranjo Rodríguez habría creado una amplia red de “skimmers” a largo de varias estaciones de servicios en New England. Al momento de su detención, en el vehículo del cubano se encontraron más de 15 dispositivos para la clonación y falsificación de tarjetas de crédito.

Naranjo Rodríguez fue arrestado en Concord, Massachusetts, en noviembre pasado después de que la policía lo vio en una estación de servicio cerrada al lado de una bomba de gas desbloqueada con llaves en la cerradura, dijeron los fiscales.

Los oficiales que registraron la casa de Naranjo Rodríguez encontraron múltiples dispositivos de clonación y llaves de bombas de gasolina adicionales, dijeron las autoridades.

Una revisión de los dispositivos incautados resultó en el descubrimiento de más de 5.600 números de cuenta de tarjetas de crédito que parecían haber sido robados, dijeron los fiscales.

Los dispositivos se instalaron en estaciones de servicio en Lynnfield, Concord, Malden, Taunton, Randolph y Raynham, Massachusetts; Portland, Maine; Nashua, Nueva Hampshire; y Willington, Connecticut, dijeron las autoridades.

Ahora este tarjetero cubano enfrenta cargos federales derivados de su presunta participación en un plan para instalar equipos de clonación electrónica en estaciones de servicio en Florida, robando los números de cuenta de tarjeta de crédito y débito de miles de clientes.

Naranjo Rodríguez fue retenido en espera de una audiencia de presentación formal de cargos programada para el viernes.

Las penas de prisión por usar un dispositivo de clonación de tarjetas prevé una sentencia de hasta 10 años de prisión, tres años de libertad supervisada y una multa de hasta $ 250,000. El cargo de poseer equipo para fabricar tarjetas de crédito y débito robadas prevé una sentencia de hasta 15 años de prisión, tres años de libertad supervisada y una multa de $ 250,000. Las sentencias son impuestas por un juez de un tribunal de distrito federal con base en las Pautas de Sentencias de los EE. UU. Y otros factores legales.


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestro canal de Telegram:

CubaCute en Telegram


Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no hacerlo si lo deseas. Aceptar Leer más