Cuba habilita oficina para que la población pueda encargar artículos y productos desde el extranjero

Desde el 11 de marzo comenzó a funcionar en La Habana la primera oficina que se encargará de responder a los pedidos de encargos de la población para importar al país productos de electrónica y electrodomésticos, ferretería y, partes y piezas de la línea automotriz; así como vehículos automotores nuevos.

Con un nombre rimbombante, como los que suele poner el Gobierno cubano a sus empresas, la nueva Oficina para Trámites de Importación y Acreditación a Clientes vendrá siendo como una especie de “mula” estatal que venderá su mercancía en dólares estadounidenses.

Esta contará con compradores especializados que saldrán al extranjero a buscar los productos que las personas deseen importar, y que no se encuentren en la red de tiendas del país, para luego cotizarlos y proponerles un precio de venta a los clientes interesados por ponerlos en sus manos sin que estos tengan la necesidad de viajar.

Según explica la nota oficial publicada en la prensa cubana, los clientes tendrán que firmar un contrato con la empresa CIMEX, manejada por las Fuerzas Armadas, para que un comprador especializado, según el tipo de producto que se desee importar, viaje al extranjero, lo cotice, compre y se encargue de la transportación marítima o terrestre, hasta donde el cliente desee y se haya pactado en el contrato.

Los interesados en comprar los artículos citados anteriormente, incluidos los vehículos automotores nuevos, tendrán que acreditarse primero como clientes de CIMEX. Los que radiquen en La Habana lo harán en el Edificio Sierra Maestra, ubicado en Calle 1ra entre 0 y 2, Miramar, Playa. En el caso de los que vivan fuera de la capital cubana tendrán que acudir a la Gerencia Comercial de cada provincia para realizar este trámite.

Aquellos cubanos que vayan a acreditarse, sin importar la región del país, tendrán que presentar su carnet de identidad, datos relativos al banco, sucursal y número de cuenta bancaria autorizada para operaciones en moneda libremente convertible.

Luego el cliente tendrá que explicar que producto(s) desea importar para que el equipo de compra se encargue de buscarlo en el extranjero, contando de 15 días hábiles para presentarle una oferta al cliente sobre el artículo y su precio por ponerlo en sus manos. Si la persona acepta, entonces el periodo de gestión de la compra y su entrega final al cliente dependerá del país donde se haya comprado así como de las condiciones que se requiera para su importación, las que se aclararán en un contrato firmados por ambas partes.

Inicialmente, el Gobierno pondrá a disposición de las personas una amplia lista de productos que ya han sido cotizados, pero si alguien desea otro articulo que no este en el listado tendrá que solicitárselo a un especialista comercial para que evalúe su pedido y veo se es posible incluirlo en el proceso de importación.


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestro canal de Telegram:

CubaCute en Telegram


Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no hacerlo si lo deseas. Aceptar Leer más