Cuba raciona alimentos y revive la libreta de abastecimiento ante la pandemia del coronavirus

El Gobierno cubano anunció fuertes medidas de racionamiento ante la escasez de alimentos en el país y advirtió que la situación puede ser en las próximas semanas más difícil, cuando comiencen a acabarse las reservas con que cuenta el Estado. Además, revivió la casi olvidada libreta de abastecimiento para comenzar a entregar en las bodegas de forma controlada productos de higiene y comida.

Según explicó el ministro de Economía cubano, Alejandro Gil Fernández, el Gobierno tiene que controlar la distribución de alimentos, en un intento desesperado para evitar las aglomeraciones en medio de complejo escenario que se vive por la pandemia del coronavirus.

El titular de Economía dejó claro que el país cuenta con reservas limitadas de dinero en sus arcas, por lo que había que intentar impulsar “la siembra de plátanos, maíz, arroz y frijoles, además de producir más carne de cerdo y huevos”.

“No vamos a tener abundancia ni vamos a satisfacer toda la demanda”, aseguró Gil Fernández que confesó trabajar en la incertidumbre diaria por el impacto económico del coronavirus.

Sin aclarar el presupuesto con el que cuenta el país para hacer frente a esta crisis, las autoridades cubanas solo dejaron claro que por ahora podían garantizar la canasta básica familiar para el mes de abril.

La ministra de Comercio Interior, Betsy Díaz, anunció la venta “controlada y regulada” de una serie de productos, para evitar el acaparamiento y la reventa.

Precisó que hay productos que no podrán comercializarse por la “libreta de abastecimientos” -como se conoce popularmente en la isla- que cuenta con más de 11,15 millones de cubanos registrados.

Cada cubano adulto recibe mensualmente a través de la “libreta de abastecimientos” -establecida desde 1962- 7 libras de arroz, 4 de azúcar, medio litro de aceite de soya, un paquete de café mezclado, un paquete de pasta, 15 huevos, 10 onzas de granos y una libra de pollo.

Además, entrega a los niños -de 0 a 14 años- 1 libra de picadillo, 11 onzas de pollo y un litro diario de leche hasta que cumplen los siete años.

La responsable de la cartera de Comercio Interior detalló que desde el próximo 30 de abril se distribuirán adicionalmente y de manera controlada por cada persona 10 onzas de chícharos y una libra de pollo -a un precio no subsidiado de 20 pesos cubanos (equivalentes a 0.75 centavos de dólar).

Díaz Velázquez indicó que las viandas y hortalizas que se venden en los mercados estatales se incorporan de forma controlada a la libreta, mientras que la papa va a seguir llegando a todos los consumidores del país a través de la red de mercados agropecuarios estatales.

Los nuevos productos que se incorporarán a la venta por la libreta no serán subsidiados. Se reforzarán los trabajadores en las bodegas, para que no se conviertan en espacios de aglomeración de personas. Además, se venderán productos a algunos cuentapropistas, en especial a aquellos se dedican a la producción de panes y galletas.


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestro canal de Telegram:

CubaCute en Telegram


Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no hacerlo si lo deseas. Aceptar Leer más