InicioActualidadCarlos Álvarez, el primer médico contagiado por un paciente con coronavirus en...

Carlos Álvarez, el primer médico contagiado por un paciente con coronavirus en Ciego de Ávila

Para el cubano Carlos Álvarez, el día 28 de marzo será una fecha que no logrará olvidar en su vida, ya que mientras hacía guardia en el Hospital Provincial General Docente Doctor Antonio Luaces Iraola, de Ciego de Ávila, fue uno de los médicos que atendió a un paciente que, pocas horas después, falleció. Aunque él y el doctor Roberto Ruso hicieron “hasta lo imposible” y lo intentaron reanimar durante un tiempo, no lograron alejarlo de la Parca.

La muerte de un paciente siempre deja una huella imborrable en la vida de un médico, pero en esta ocasión, las consecuencias también golpearían a Carlos de otra manera.

El paciente, quien había llegado de Venezuela y no acudió al médico hasta presentar un cuadro respiratorio grave, fue la primera vida que se cobró el coronavirus en esa provincia.

“Todo ocurrió demasiado de prisa, por lo que solamente se pudo confirmar post mortem que el paciente padecía de coronavirus”, comentó Carlos.

Como establecen las normas sanitarias vigentes, este galeno cubano se sometió a un asilamiento luego del fallecimiento del paciente, y tras realizarse un test rápido el resultado fue negativo.

Sin embargo, horas más tarde un PCR confirmó su mayor temor, no solo por él mismo, sino por su hija de 4 meses y sus familiares, los cuales podrían estar en peligro.

Pese a la incertidumbre de que puedan arrojar el PCR de sus más allegados, Carlos confiesa sentirse tranquilo, ya que sus familiares se encuentran aislados y recibiendo una atención médica excelente.

Para este médico cubano su rutina ha variado por completo, su bata blanca ha cambiado por un camisón a rayas y sus horas de ajetreo atendiendo a pacientes, ahora transcurren conversando un poco con los restantes pacientes aislados, viendo el televisor, y conectándose a internet para mantenerse informado de todo lo que acontece en el país con respecto al coronavirus.

“El trato aquí es muy bueno, los médicos me llaman colega y siempre conversan conmigo”, cuenta Carlos.

El próximo 14 de abril se cumple el tiempo establecido para el internamiento y después, siguiendo los protocolos, si el PCR da negativo, podrá volver a casa. Y aunque le tocarán otros días más con un poco de aburrimiento sin poder salir, ya las tareas del hogar y cuidar de su bebé lograrán que el tiempo pase más rápido. Eso y sus deseos inmensos de volver a ponerse su bata y continuar con la profesión que tanto ama.

Relacionados
- Advertisment -

Últimas entradas