Exiliado cubano regresa a Cuba después de 60 años y termina falleciendo por coronavirus

El editor cubano Víctor Batista Falla, destacada figura de la cultura en el exilio, falleció este domingo en La Habana tras haber sido contagiado de coronavirus.

Batista residía en Madrid, pero había viajado el 6 de marzo de visita a La Habana, su tierra natal, a donde no había puesto un pie desde hacía 60 años.

Fue ingresado a fines de marzo en el Instituto de Medicina Tropical Pedro Kourí (IPK), donde se agravó su estado tras sufrir complicaciones relacionadas con la COVID-19.

Nacido en La Habana en 1933, Batista Falla llegó al mundo en el seno de una familia adinerada, la cual realizó múltiples aportes al patrimonio económico y cultural de la República.

Su padre, Agustín Batista y González de Mendoza, fue el fundador y presidente del Trust Company de Cuba, el más poderoso banco del país en su época. Su madre, María Teresa Falla Bonet, había heredado el imperio azucarero y bancario de Laureano Falla Gutiérrez.

Víctor Batista Falla: Estoy desolado. Muere a los 88 años en La Habana mi gran amigo que yo llamaba Tío Víctor. Su labor…

Posted by Alberto Lauro Pino Escalante on Monday, April 13, 2020

Una de sus sobrinas, María Teresa Mestre Batista, es la Gran Duquesa de Luxemburgo, con quien mantenía una estrecha relación.

Un año después del triunfo de la Revolución cubana, Batista Falla decidió abandonar la Isla e irse a Nueva York, pero luego se asentó durante décadas en Madrid.

“Víctor fue un gran inspirador de la cultura y de la edición de libros. Se entregó de lleno a su faena de promoción y eso sirvió para animar a otros editores a publicar en el exilio”, expresó el pintor Ramón Alejandro, residente en Miami Beach.

En 1998, Batista Falla fundó en Madrid la editorial Colibrí, la cual estuvo dedicada a la historiografía y la ensayística de temas cubanos y llegó a publicar 34 títulos de 27 autores, mayormente escritores exiliados. Se considera la única editorial privada, independiente de una entidad cultural o gubernamental, que ha estado dedicada exclusivamente al ensayo en la historia cubana.

Batista Falla se encargó además de costear de su propio bolsillo la impresión de libros de autores como Rafael Rojas, Roberto González Echevarría, Marifeli Pérez-Stable, Carmelo Mesa-Lago, Gustavo Pérez Firmat, Enrico Mario Santi. Alejandro de la Fuente, Duanel Díaz Infante, Jorge Domínguez, Jorge Ferrer, Enrique del Risco, Antonio José Ponte, Ernesto Hernández Busto, Jorge Luis Arcos y Wilfredo Cancio Isla.

Además de estas funciones, Batista Falla se encargó de costear la impresión de libros de autores como Lorenzo García Vega, José Kozer y José Mario. También apoyó económicamente al escritor Gastón Baquero y otros autores que salieron de Cuba.

Durante años intentó llevar los libros del sello Colibrí a la Feria del Libro de La Habana, pero siempre encontró un no por respuesta por parte de las autoridades cubanas.

“Alguna vez vislumbré la posibilidad que la editorial presentara su catálogo en la Feria del Libro de La Habana…Ya Colibrí no seguirá publicando, pero ese es un sueño al que no renuncio”, confesó Batista Falla en una entrevista de 2013.


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestro canal de Telegram:

CubaCute en Telegram