Bebé cubana de 9 meses infectada de coronavirus es reportada de grave en Ciego de Ávila

Una bebé cubana de 9 meses con coronavirus se encuentra hospitalizada en estado grave en la Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos de la provincia de Ciego de Ávila, y aunque evoluciona favorablemente, enfermedad parece haberle causado daños cerebrales.

Según explicó el doctor Franciso Durán García, director nacional de Epidemiología e Higiene del Ministerio de Salud Pública de la Isla, la pequeña es residente en el municipio avileño de Venezuela.

Su hospitalización se produjo a comienzos de esta semana, pero sin reportarse como paciente sospechosa de coronavirus. La trasladaron al centro hospitalario después de sufrir un cuadro de convulsiones, lo que provocó que fuese ingresada al siguiente día en la unidad de cuidados intensivos con ventilación asistida.

Tras realizarsele un TAC de cráneo simple, los médicos detectaron una serie de signos imagenológicos asociados con una cerebritis e interpretaron estos resultados como una una Meningoencefalitis viral.

Sin embargo, a pesar de no poseer síntomas asociados al coronavirus ni problemas respiratorios, teniendo en cuenta el comportamiento clínico tras su ingreso hizo que se tomara la decisión de tomar una muestra para PCR, por las sospecha de manifestaciones cerebrales asociados por estudios al virus del COVID-19.

En la tarde de ayer se conoció el resultado de positiva al coronavirus.

“En estos momentos la niña se encuentra con evolución favorable, estable, no ventilada. Se reporta en estado grave”, precisa el parte diario del MINSAP.

Ya suman más de 90 los menores de 17 años contagiados con coronavirus en la Isla.

El de menor edad de los casos confirmados es un bebé de 60 días de nacido, en la oriental provincia de Santiago de Cuba. Según el reporte del Ministerio de Salud Pública, se trata de un contacto de un caso confirmado anteriormente, y está siendo atendido en la sala de pediatría del Hospital Militar de ese territorio.

El protocolo con estos casos es similar al que se realiza con el resto de los pacientes, lo cual incluye la investigación sobre posibles contactos con turistas, con algún otro paciente diagnosticado y luego se someten a una vigilancia durante al menos dos semanas.

“Tras confirmarse que algún menor ha dado positivo a los exámenes de coronavirus, se ingresa en los servicios de pediatría que cuenta el sistema de Salud Pública de Cuba”, han explicado las autoridades sanitarias.

Una vez que se encuentran en las instalaciones médicas, se procede a un esquema de tratamiento que se ajusta en dependencia de la edad del paciente, en dosis menores.

En el caso de los menores de edad se utiliza kaletra, un retroviral que se utiliza en pacientes diagnosticados de VIH, así como la cloroquina, el factor de transferencia de producción nacional y el interferón recombinante, tomando en cuenta no solo la edad del paciente, sino también su peso corporal.


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestro canal de Telegram:

CubaCute en Telegram


Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no hacerlo si lo deseas. Aceptar Leer más