InicioActualidadFamilia en Pinar del Río da albergue a una anciana de 83...

Familia en Pinar del Río da albergue a una anciana de 83 años que estaba pasando la cuarentena sola en su casa

De los maestros y los médicos se dice que son personas que suelen dar mucho sin recibir nada a cambio. Sin embargo, lo sucedido en el Consejo Popular San Diego de los Baños, en el municipio de Los Palacios, en la occidental provincia de Pinar del Río, ha demostrado todo lo contrario.

Se trata del caso de la maestra Rosa Valdés Barbosa, de 83 años de edad, quien ha recibido albergue y mucho amor en la vivienda de la familia Otero-Mirabal, la cual ha dado toda una lección de amor en estos tiempos de coronavirus.

A su avanzada edad, esta maestra cubana que padece de una enfermedad crónica no transmisible, se vio vulnerable de un momento a otro debido a la crisis sanitaria en el país por el brote de coronavirus. Sin embargo, nunca llegó a imaginar que la familia Otero-Mirabal, le iba a dar albergue en su casa.

“Es vecina y amiga de muchos años; le garantizamos su alimentación y los medicamentos, estamos viviendo momentos en que debemos estar aislados socialmente, pero solidarios”, explicó el “cabeza” de la familia.

“Le preparo el desayuno, la merienda y el baño, es como si fuera mi abuela, es amable y como maestra siempre nos enseñó para que fuéramos buenas personas”, dijo esta joven que seguramente ahora siente un placer inmenso en su corazón por poder retribuirle a Aida Rosa todo el bien que ella hizo; todo lo que le enseñó, los consejos que impartió para que un día fuesen personas “de bien”.

Aida Rosa es una educadora de generaciones de la zona, y aunque a su edad se mantiene lúcida, una ayudita en estos tiempos no le ha venido nada mal, ya que el coronavirus es implacable con los ancianos y este su rango de edad se considera de alto riesgo.

Aida confiesa que estará agradecida de por vida a esta familia, aunque de seguro quienes verdaderamente están agradecidos con ella son los Otero-Mirabal.

“Padezco de problemas renales, me atienden muy bien, todo a su hora, no salgo de casa como recomiendan los médicos y estudiantes que realizan la pesquisa diaria y, aunque tengo una edad avanzada, leo mucho y veo la televisión para estar actualizada”, comentó la anciana.