InicioActualidadAumentan los operativos policiales en Cuba en contra de acaparadores y revendedores

Aumentan los operativos policiales en Cuba en contra de acaparadores y revendedores

En la ultima semana aumentaron los operativos policiales a lo largo de toda Cuba para detener a acaparadores y revendedores, muchos de ellos con grandes cantidades de mercancía y alimentos almacenados que las autoridades aseguran que han sido adquiridos de forma ilegal, terminando con cientos de decomisos y arrestos de los implicados.

Carne, viandas, productos de higiene y limpieza, y hasta artículos de ferretería en cantidades alarmantes, claramente «desviados» desde puntos de ventas estatales, han estado por estos días en el punto de mira de las autoridades, muchas veces tras las denuncias de la propia población, quienes ven como un abuso los altos precios que han comenzando a poner a su mercancía estos vendedores en medio de la crisis por el coronavirus.

En medio de la situación epidemiológica que atraviesa la Isla, el gobernante Miguel Díaz-Canel ha pedido «mano dura» contra los delitos de este tipo. Atrás va quedando el trabajo preventivo, las multas y las advertencias, aumentando la severidad de las penas a los transgresores de la ley.

Un claro ejemplo ocurrió esta semana en la provincia de Guantánamo, donde el diario oficialista Venceremos reportó sobre un operativo policial que terminó con la ocupación y decomiso de «determinadas cantidades de picadillo de res y pavo, paquetes de salchicha y de refresco piñata, pan, aceite vegetal, cajas de pollo, bolsas de leche en polvo, 25 cajas de cerveza, 60 pomos de refresco Hola, siete sacos de frijol colorado, 55 de malanga, 88 de chícharos sustraído a la canasta básica, combustibles diesel y gasolina, y hasta un camión particular».

Hechos similares se han reportado en otras provincias del país, donde las autoridades han desarticulado cientos de casas usadas como lugar de venta y almacenes de productos agrícolas.

Las mercancías de este tipo siguen moviéndose de manera ilegal entre una provincia y otra en horarios de la madrugada, claramente con la complicidad de policías que cubren en postas los puntos de control en las carreteras.

Los operativos policiales están desenmascarando y poniendo a disposición de la Justicia a acaparadores, especuladores y malversadores, quienes por años han vivido sin susto, pero que la pandemia ha puesto en el ojo del huracán por la escasez agudizada que se vive en Cuba.

Las penas son severas y el delito de «actividad económica ilícita» es el más común entre los acusados con «el deseo de enriquecerse a costa de la necesidad ajena», como enfatizó un reporte televisivo transmitido esta semana por la televisión estatal.

Díaz-Canel se refirió esta semana a «los revendedores y acaparadores» en las calles. «Contra esos también hay que actuar, aquí nadie puede estar haciendo actividad ilícita, aquí nadie está autorizado para vender ni revender nada, y no se puede permitir», señaló.

Relacionados
- Advertisment -

Últimas entradas