InicioActualidadBebé cubana de nueve meses con coronavirus que estaba reportada de grave...

Bebé cubana de nueve meses con coronavirus que estaba reportada de grave sale de terapia intensiva

La bebé cubana de nueve Lianne Pérez Echevarría, que estuvo ingresada en estado grave con coronavirus en la provincia de Ciego de Ávila, ya ha salido de la sala de terapia intensiva y se está recuperando de forma favorable, aunque sigue bajo constante vigilancia del personal médico.

Horas de tensión y angustia han ido quedando atrás dentro de la Unidad de Cuidados Intensivos Pediátrico del Hospital Provincial de Ciego de Ávila Doctor Antonio Luaces Iraola. Allí estuvieron atendiendo a la pequeña Lianne cuando llegó con una cuadro de crisis convulsiva y sin saber que era portadora del coronavirus.

Se cuerpecito se estremecía involuntariamente y aunque lograron controlar la situación, al siguiente día se repitieron las convulsiones, por lo que se hizo necesario trasladarla a un pequeño salón aislado de la Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos, donde se le aplica ventilación asistida.

Se le indica una Tomografía Axial Computarizada (TAC) simple de cráneo, cuyo resultado se interpreta como una Meningoencefalitis viral, según también consta en el parte oficial del Ministerio de Salud Pública de Cuba.

Aunque al principio de su ingreso hospitalario, la niña no presentaba signos de afección respiratoria, sus médicos estudiaron bien la clínica de su evolución y, con gran acierto, indicaron hacerle un PCR en tiempo real, que certificó padecer de la COVID-19.

Entonces todo cambió porque se estableció como tratamiento el protocolo indicado para estos casos, el aislamiento que ya tenía fue más severo y se elevó el combate por salvarle la vida, a partir del nuevo diagnóstico.

La pequeña niña avileña volvió a tener un episodio de convulsión focalizada a miembros inferiores, tos húmeda que fue disminuyendo. Tenía ventilación espontánea, el Rayos X de tórax indicó normalidad en sus pulmones, y el segundo TAC de cráneo deja ver que no hay edema cerebral, de ahí que se diagnostique una epilepsia secundaria.

El tratamiento intensivo fue aminorando la gravedad, el organismo de la pequeñita comenzó a responder favorablemente y ya va recuperándose bajo la constante vigilancia de un personal médico muy especializado en atención pediátrica.

El pasado 23 de marzo el MINSAP comunicó que la bebé había abandonado la lista de pacientes graves. La bebé avileña ahora afronta su recuperación dejando atrás aquellos momentos.

Relacionados
- Advertisment -

Últimas entradas