InicioActualidadCubano que atacó Embajada de Cuba en Washington padece de esquizofrenia

Cubano que atacó Embajada de Cuba en Washington padece de esquizofrenia

Alexander Alazo, el cubano sospechoso de abrir fuego contra la Embajada de Cuba en Washington, sufre de esquizofrenia y sus allegados aseguran que está obsesionado con que la Seguridad del Estado lo persigue.

Así lo confirmó a Diario de las Américas un pastor evangélico, residente en el sur de Florida, que conoce personalmente a Alazo.

«Está obsesionado con la idea de que lo persiguen oficiales de la Seguridad del Estado de Cuba (…) Él ha sido diagnosticado con esquizofrenia desde hace varios años y siempre ha tenido ese delirio», confirmó este pastor, del que aunque no se revela su identidad, asegura que mantiene una amistad cercana con Alazo pues profesan la misma fe.

«Todos lo que lo conocemos estamos en shock y muy molestos con las especulaciones que desde el conocimiento han comenzado a hacer varios medios al referirse a él tras los ataques de la embajada cubana», agregó la fuente al citado medio.

La propia esposa de Alazo le confirmó a sus allegados que este se encuentra bajo tratamiento médico y recientemente el facultativo que lo atiende le indicó un estudio para cambiarle los medicamentos pues los que tenía recetados ya no le resultaban efectivos.

El circulo cercano a Alazo lo describe como una persona devota a la fe cristiana, de un carácter moral intachable y de trato muy afable.

Su esposa y otros conocidos comentaron con los allegados que Alazo ha estado obsesionado con la idea de que la Seguridad del Estado del régimen cubano lo persigue. Se muda frecuentemente de un estado a otro, aunque ya lleva muchos años fuera de Cuba, radicado en EEUU.

«Deben revisar su historial médico, porque en sus cabales, estoy seguro de que él nunca habría realizado un acto como este”, enfatizó el líder religioso.

“Lo que han dicho hasta ahora de él no coincide con la verdad acerca de quién es esta persona”, añadió.

Alexander Alazo tiene 42 años y está casado desde hace varios años. De su primer matrimonio tiene dos hijos y con su actual esposa dos niñas pequeñas.

El Gobierno cubano no comparte esta afirmación, o al menos quizás antes de conocerse estos detalles, pues el canciller Bruno Rodríguez afirmó ayer que la acción «ha sido alentada por la creciente retórica hostil» hacia Cuba de la Administración de Donald Trump.

Relacionados
- Advertisment -

Últimas entradas