Gobierno cubano advierte que habrá más regulaciones en la venta de alimentos y productos de aseo

El Gobierno cubano advirtió que en las próximas semanas se anunciarán nuevas regulaciones en la venta de alimentos y productos de aseo en el país pues las arcas del Estado apenas están recibiendo ingreso por las afectaciones provocadas por el coronavirus en “el turismo, los servicios aeroportuarios, las recaudaciones consulares, entre otras importantes actividades”.

Así lo explicó el vice primer ministro y ministro de Economía, Alejandro Gil Fernández, cuando ayer, durante una reunión con el Consejo de Ministros para aprobar el Plan de la Economía para lo que queda de año, reconoció que el turismo, una fuente de ingresos que reporta más de 3000 millones de dólares anuales al Gobierno, esta totalmente detenida y se trata de uno de los tres renglones principales de su economía.

“Una economía con cero turismo, no puede seguir trabajando normalmente y que nada pase (…) Ante este impacto en toda la economía, hay que ahorrar cuanto podamos”, sostuvo durante el encuentro.

De acuerdo con Gil Fernández, el Gobierno intentará “garantizar la vitalidad del país y la alimentación de la población”, pero dejó claro que “se regulará la venta de productos alimenticios y de aseo”, aunque aseguró que no se incrementarán los precios.

“Estamos trabajando para que tener las menores afectaciones en la población en general, pero las habrá, pues no se puede distribuir una riqueza que no se ha creado”, vaticino el titular de Economía. “Hay que dar los argumentos con transparencia, para que todos nos unamos (…) que distribuyamos entre todos los cubanos esta carga en función de salir adelante”, agregó.

Cuba importa casi el 80% de lo que consume. En 2019 Cuba gastó 2.000 millones de dólares en alimentos y ya atravesaba por problemas de abastecimiento, en medio de la lentitud en las reformas a su sistema económico de corte soviético y falta de liquidez.

Ante este panorama, el Gobierno cubano ha dicho que reubicará en el sector agropecuario a los empleados estatales de la esfera publica.

“Vamos a destinar importantes recursos materiales y financieros en divisas para para las producciones de arroz, plátano, frijol, maíz, boniato, huevos, carne de cerdo y ganado menor; priorizar la acuicultura y también la producción nacional de alimento animal”, precisó el ministro de Economía y Planificación.

El gobierno cubano está redirigiendo hacia otros puestos de trabajo a los empleados públicos menores de 60 años cuyos centros laborales habituales han sido cerrados a causa de la propagación del coronavirus.

Desde hace unos 50 días, han sido cerrados los trabajos no esenciales con garantías de entre 100 por ciento y 60 por ciento de los salarios que se devengaban, pero hasta ahora solo se ha podido reubicar al 29 por ciento de esos empleados.


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestro canal de Telegram:

CubaCute en Telegram


Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no hacerlo si lo deseas. Aceptar Leer más