Meriño revela que Víctor Mesa y Ariel Pestano se cayeron a piñazos

El otrora receptor del equipo de Santiago de Cuba, Rolando Meriño, reveló en una entrevista ofrecida esta semana a la prensa cubana que Víctor Mesa, cuando dirigía el equipo de béisbol de Villa Clara, se enfrentó a piñazos varias veces con el entonces catcher de esa selección Ariel Pestano, y con otros jugadores de su novena en el dogout.

 

Aunque Meriño reconoce que mantuvo mientras estuvo activo una “amistad cordial”  con el mítico numero 32 villaclareño, dice que no recuerda haber tenido ningún tipo de encuentro con él fuera de los estadios de béisbol.

“En el terreno no me gusta para nada la forma en que se comportaba. Es verdad que con su carácter imprimía rapidez en los jugadores de su equipo, pero los métodos que utilizaba nunca fueron los correctos. Muchas veces lo vi como ofendía a sus jugadores y algunos después hacían los cuentos de las agresiones verbales que tenían que aguantarle tanto dentro como fuera del terreno”, confesó el máscara santiaguero.

“Yo vi como Víctor Mesa se tiraba piñazos con Ariel Pestano y con otros jugadores de su equipo dentro del dogout. Lo que pasas es que este tipo de cosas no se andan comentando por ahí, pero realmente si sucedieron”, añadió, como para poner más polémica sobre los hombres de la “explosión naranja” de la que ya pesa por sus actitudes tanto como jugador que como manager de varios equipos en el país.

Según contó Meriño, este tipo de situaciones y la propia forma de Víctor Mesa terminaron por traerle problemas mientras llevaba las riendas del equipo de Villa Clara y muchos estaban disgustados con él.

“Creo que nunca ganó un campeonato porque la vida lo castigo”, comentó en la entrevista el receptor.

Sin embargo, dice que no se puede negar que todos los querían como director de sus equipos porque también era real de que se preocupaba mucho por sus jugadores y los problemas que tenían, tanto deportivos como personales.

“Él insistía con el Gobierno, con el Partido, con quien fuese con tal de que sus jugadores diesen el 100 por ciento sin preocupaciones más allá del terreno. Eso lo hizo en Villa Clara, en Matanzas y con Industriales.  Estoy seguro que cuando Víctor llegó a esos equipos el trato a los jugadores cambió por completo. Él conocía los mecanismos, qué decir y qué hacer para resolver las cosas”, concluyó Meriño, sobre el que quizás sea uno de los managers más polémicos del béisbol cubano en los últimos años.


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestro canal de Telegram:

CubaCute en Telegram


Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no hacerlo si lo deseas. Aceptar Leer más