Jóvenes cubanos desafían el aislamiento para practicar béisbol en La Habana

En las calles de La Habana la situación está bien difícil por estos días: sales a la calle intentando conseguir algo y en la mayoría de las veces regresas como mismo saliste. Y si llegas tener suerte, lo más posible es que solo sea a medias.

Es verdad que la capital cubana está casi paralizada por las restricciones en tiempos de pandemia, pero también que los sueños hacen que se pierda el miedo y más cuando vinculan a los cubanos con el béisbol.

El béisbol en Cuba es símbolo de identidad y se ha convertido en el pasaporte hacia el éxito y en el deseo de muchos padres que no pudieron llegar a la selección y que ahora ven en sus hijos el potencial para ir mucho más allá.

Con la situación sanitaria actual que atraviesa el país, los grandes escenarios deportivo han quedado desolados, pero aun algunos intentan echar rienda suelta a su pasión al disfrutar de este deporte en zonas alejadas del ojo de las autoridades y en lugares en el que no haya mucho tránsito de personas que salen a hacer sus compras o trámites.

No hay público, pero sí entusiastas hombres de mediana edad ejercitando el brazo y entrenando al relevo. Esta escena, protagonizada por Jorge Rodríguez y su hijo Jorge Alejandro tiene lugar en el municipio habanero de Diez de Octubre, pero se repite en otras calles, patios y descampados.

Sumando a estos entrenadores improvisados que desafían las restricciones por la pandemia, se podría formar un equipo simbólico: Los Padres, no de San Francisco, Los Padres de La Habana.

Jorge asegura que se mantiene entrenando a su hijo para  garantizar su permanencia en la selección municipal, luego quizás a la provincial y quién sabe si hasta la selección juvenil.

Y con esfuerzo y dedicación quizá pueda llegar al equipo de Cuba, la aspiración de todo joven pelotero cubano. Desde ahí la gloria se ve más próxima.

Por lo pronto, el cese de los torneos, las llamadas al confinamiento y la incertidumbre sobre la vuelta a los campos de la pelota caliente, no parecen afectar los planes de los Rodríguez.

Basta tener un terreno muy cerca de casa para mantener la forma física practicando carreras y lanzamientos, y mejorando la técnica de bateo.


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestro canal de Telegram:

CubaCute en Telegram


Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no hacerlo si lo deseas. Aceptar Leer más