InicioActualidadSe quedan sin dinero gran parte de los cajeros automáticos en La...

Se quedan sin dinero gran parte de los cajeros automáticos en La Habana en medio de la pandemia

A medida que ha ido avanzando el brote de coronavirus COVID-19 en Cuba, también lo han ido haciendo las colas, esas largas filas de personas que durante varias horas permanecen en las afueras de las tiendas con la esperanza de «alcanzar» lo que sea que estén vendiendo.

No obstante, si tan solo fuera el hecho de hacer fila para comprar alimentos y artículos de primera necesidad, fuese medianamente entendible por la escasez habitual que atraviesa el país, incrementada con el brote de coronavirus. Sin embargo, otro problema relacionado con estas largas filas ha surgido en los últimos días: la cola para sacar dinero en los cajeros automáticos y la «luz» que hay que tener para empatarse con uno que tenga dinero.

«Esta es el tercer cajero por el que paso y no tiene cuc», comentó con pesar una jubilada a nuestro reportero el pasado sábado, luego de ver frustrado su intento de sacar dinero en un cajero de la Avenida Carlos III, en el municipio Centro Habana, uno de los más golpeados por la pandemia en la capital cubana.

La zona donde reside esta señora se encuentra fuertemente custodiada por las autoridades para hacer cumplir la cuarentena establecida y unas cintas amarillas delimitan las partes de las que no se puede salir.

Muchos bancos están solo brindado los servicios básicos

Luego de un largo recorrido, finalmente esta mujer pudo resolver su situación en el cajero automático ubicado en la calle Infanta y San Rafael, no sin antes hacer unas 2 horas de cola.

«Cuando finalmente pude llegar al cajero a este solo le quedaban billetes de 5 cuc y a los pocos minutos se acabó el dinero, dejando a muchos con las manos vacías», detalló.

En Cuba, los pagos en efectivo siguen siendo la vía más común para hacerse con algún producto, ya sea en «la calle» o en los propios mercados estatales, pues el pago con tarjetas magnéticas en la red de comercio resulta cuando menos engorroso en la Isla. Muchas pequeñas tiendas estatales ni siquiera cuenta con una máquina de punto de venta y otras sufren constantes cuelgues en la comunicación entre los aparatos y los bancos.

El escenario ocurrido en el cajero de Infanta se repite en cuanto ATM esté operativo en la capital, la limitación de los horarios de atención en las sucursales bancarias, ligado a que por estos días todo hay que pagarlo al precio que aparece, han provocado que las colas para los cajeros automáticos estén casi a la altura de las que se forman para comprar pollo, aceite y otros productos de alta demanda.

Sacar dinero de los caeros automáticos ya forma parte de los martirios habituales en La Habana

Muchos se levantan bien temprano, para estar en las filas de los cajeros en cuanto el banco abra y así tener la oportunidad de sacar efectivo cuando sean repuestos sus fondos. Entonces, ahora los cubanos deben no solo hacer las largas filas en las tiendas, sino que primero hay que estar en la de los cajeros automáticos para poder disponer de efectivo que permita comprar luego en las tiendas.

La alternativa al cajero automático, que podría ser la ventanilla de la sucursal bancaria, no se recomienda tampoco en este momento. En La Habana existen 90 sucursales del Banco Metropolitano, pero con la llegada de la pandemia a Cuba su servicio y horarios se han visto reducidos. Los fines de semana la mayoría de estos locales están cerrados, lo que provoca mayores filas frente a los ATM.

Relacionados
- Advertisment -

Últimas entradas