Cuba asegura que ataque a su embajada tiene nexos con “la mafia cubana en Florida”

El Gobierno cubano acusó hoy públicamente a su par estadounidense de “negligentes” pues aseguran que el ataque ocurrido hace unos días en contra de su embajada en Washington pudo haberse evitado y exigieron que se investiguen los vínculos del atacante con lo que describen como “mafia anticubana y movimientos anticastristas” del sur de la Florida.

En un rueda de prensa ante los medios nacionales e internacionales acreditados en Cuba, el canciller Bruno Rodríguez Parrilla dijo que después de 12 días del ataque aún el Departamento de Estado de EEUU “guarda silencio cómplice” y no condena públicamente el incidente.

Según reveló el ministro de Relaciones Exteriores, Alexander Alazo, el cubano que abrió fuego con un rifle de asalto en contra de la Embajada el pasado 30 de abril, llevó “una vida totalmente normal en Cuba, una infancia y una juventud normal”.

“Él cumplió el servicio militar como un muchacho más, mostrando gran religiosidad y fue pastor de una iglesia en Cuba”, precisó el Rodríguez Parrilla.

“En el 2003 se casó con una ciudadana mexicana que conoció en la Isla y se marcho con ella a México tras casarse. Allí también ofició como pastor, ocupación que también desempeñó años después en EEUU”, agregó el jefe de la diplomacia cubana.

De acuerdo a los informes policiales que han sido publicado por medios de prensa estadounidenses, Alazo tendría antecedentes de una enfermedad mental, presuntamente esquizofrenia, para la cual le habían prescrito medicación y que no tomaba, provocando que comenzara a “escuchar voces” que le decían que debía proteger a su familia de “grupos criminales” que actuaban bajo la orden del Gobierno cubano.

Sin embargo, las autoridades cubanas han aprovechado estas mismas afirmaciones para acusar al Gobierno de Estados Unidos de actuar de forma “negligente”, dados los antecedentes que tenía el atacante.

“Alazo acudió en marzo de este año a un hospital donde refirió sus supuestas alucinaciones sobre persecución por parte de grupos criminales cubanos (…), visitó varias oficinas de agencias federales de aplicación de la ley en EEUU, tenía licencia de armas y conducción, poseía una pistola poderosa, poco antes del asalto obtuvo un fusil de asalto y dos semanas antes realizó una exploración al lugar que iba a atacar”, indicó el titular de Exteriores cubano.

“El Gobierno de EEUU tenía todos los indicios y elementos para haber prevenido e impedido este ataque y falló en el ejercicio de una obligación legal bajo el derecho internacional”, añadió.

A su juicio, existen posibles pruebas de una relación entre el presunto autor del ataque con una iglesia de Miami, citada como “Doral Jesus Worship Center”, a la que acuden exiliados cubanos que tienen “un discurso de enorme hostilidad contra Cuba”.

“A ese templo concurre frecuentemente el senador republicano Marco Rubio, de origen cubanoamericano y conocido por su línea dura contra el Gobierno cubano”, apuntó el ministro, insinuando una posible relaciones de Alazo con personas que promueven los ataques contra objetivos cubanos relacionados con su Gobierno.


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestro canal de Telegram:

CubaCute en Telegram


Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no hacerlo si lo deseas. Aceptar Leer más