Hoy cumple 53 años el pelotero cubano Germán ‘El Mago’ Mesa

Hoy está cumpliendo 53 años de edad el pelotero cubano Germán ‘El Mago’ Mesa, un verdadero imán en el campo corto junto a el amado, y odiado a su vez, equipo de Industriales.

Muchos aficionados, sobre todo los habaneros, lo consideran el torpedero más espectacular y atrevido que ha pasado por la pelota cubana.

Un hombre callado dentro del terreno, Germán Mesa Fresneda llegó silencioso a las Series Nacionales, en las que primero vistió la franela roja del desaparecido equipo de Metropolitanos, para cuatro años después comenzar a soñar en azul junto a los Industriales.

Sus manos ágiles, cual ilusionista sobre el campo de juego, y su perfección tirando a las bases, muchas veces sin mirar, lo hicieron pronto merecedor de la atención de miles de personas, que incluso dejaban de asistir a sus centros de trabajo para ir a verlo jugar en el estadio Latinoamericano.

Germán Mesa creó un estilo único a la defensa del campo corto.

Sus capturas de fly de espaldas al home, con total elegancia, y aquellas atrapadas de felino con movimientos hacia adelante o hacia los lados, provocaban las delicias de los niños y adultos que lo seguían, como una estrella que pudo haber brillado más aún si hubiese alguna vez decidido irse para jugar en las Grandes Ligas.

¿Quién no recuerda el espectacular dúo que formó con Juan Padilla? Aún hoy se habla de todos esos fildeos a los que dieron vida y los pases relámpagos para doble play que levantaban de emoción el graderio para hacerlo sentar solo con aplausos y euforia.

Hasta este momento no ha existido una combinación que refleje tal calidad de estilo y rapidez como lo fue la de Germán–Padilla. Se inició con ellos un mito dentro del propio equipo Industriales, y de la pelota cubana. La mejor combinación short-segunda de todos los tiempos.

En la media luna del Gran Coloso capitalino, el radiante mago citadino, Germán, el 11, lucía como nadie

Dicen, los que lo vieron jugar, como yo, que Germán Mesa tenia la virtud de hacer fácil lo difícil en el campo de juego y de convertir lo espectacular en increíble.

Fuera de Cuba, numerosos periodistas extranjeros lo valoraron como una copia al papel carbón del estadounidense Ozzie Smith, jugador de las Grandes Ligas, miembro del Salón de La Fama, en Coopertown, Nueva York. El apelativo de Mago llegó a identificarlos a ambos en distintas publicaciones y el propio Smith, cuando vio desempeñarse al cubano aceptó gustoso la comparación. Germán Mesa, apuntó cierta vez a los reporteros: “No creo merecer el elogio, pero si ustedes lo dicen…”

Para otros fue ‘El Imán Mesa’, por por la rapidez para capturar y soltar cada una de las pelotas que parecían buscarlo dentro del terreno para que hiciera una de sus maravillas defensivas.

El Mago Mesa todavía capta la atención de aquellos que reviven en video sus jugadas

Una sanción inconcebible amenazó con apartarlo del béisbol. Y lo logró por dos temporadas 1996-1998. Su apelación justa y merecida lo devolvió al Latinoamericano en la inauguración de la XXXVIII Serie Nacional. El locutor del estadio Latinoamericano anunció con rotunda voz: !Numero once Germán Mesa… Torpedero!.

Los aficionados lloraban de alegría, porque querían ver nuevamente a la gran estrella. Tras la anunciación, Germán con sus rodillas en tierra, besaba sus manos y las ponía sobre el estadio que lo vio nacer como pelotero.

Germán fue quizás el último de los ídolos del campo corto en Cuba, capaz de atraer personas a los estadios solo para verlo actuar en cada lance… El sábado 1 de junio del año 2002, fue la última vez que se le vio como jugador sobre el estadio Latinoamericano.


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestro canal de Telegram:

CubaCute en Telegram


Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no hacerlo si lo deseas. Aceptar Leer más