Ola de operativos policiales en Santiago de Cuba contra almacenes y fabricas de alimentos ilegales

Una ola de operativos policiales ocurridos en los últimos días en la provincia de Santiago de Cuba que han terminado con el decomiso de camiones cargados de alimentos que eran “acaparados” por particulares y escondidos en almacenes en sus viviendas, para luego revenderlos a mayor precio aprovechando su escasez.

De acuerdo al reporte del diario estatal Sierra Maestra, uno de estas intervenciones policiales, realizada en el poblado de Bamba, en Palma Soriano, terminó con el arresto del dueño de un fabrica artesanal de embutidos, que tenia en su poder sacos llenos de harina, sal, picadillo y condimentos, que eran utilizados para la producción de mortadellas. En total, fueron decomisados 102 sacos de alimentos, todos sin documentos legales sobre su procedencia, y al dueño se le acusó por una delito de receptación y actividad económica ilítica.

En Songo La Maya las autoridades realizaron el registro de una vivienda tras un “chivatazo” en la que se ocuparon 26 cajas de jugo de piña, 30 cajas de jugo de manzana, 24 cajas de latas de refresco Ciego Montero de naranja y 38 cajas de latas de refresco de cola. Esta persona alegó que compraba esta mercancía para venderla en su cafetería, pero aún así fue acusado de receptación y especulación.

Productos decomisados. Cortesía Sierra Maestra

Igualmente en el municipio de Segundo Frente, fue detectado un ciudadano que circulaba en un vehículo de tracción animal, el que trasladaba cinco sacos sellados de nylon color blanco que en su interior contenían azúcar, de estos cuatro de azúcar parda con 200 KG y 1 de azúcar blanca con 50 Kg, sin documentación ni identificación, se procedió al decomiso de estos recursos, además de ser identificado y conocer que había sido Procesado por Hurto y Sacrificio Ilegal de Ganado Mayor en el 2006 y esta vez denunciado por un delito de Receptación.

De igual forma, por una llamada “anónima”, las autoridades dieron con una vivienda en Contramaestre donde existía una minifábrica destinada a la elaboración de dulces. Al efectuar el registro correspondiente fueron ocupados ocho sacos de nylon sellado de azúcar blanca, 234 paquetes de azúcar saborizada, varios paquetes de huevo deshidratado, además de un horno, una mezcladora y una báscula. En el interrogatorio, el dueño de esta pequeña fabrica hecho para alante hasta el carrito del helado y dijo que la azúcar para sus producciones las compraba habitualmente en la bodega de su zona “por la izquierda” y en la dirección municipal de Gastronomía.

Productos decomisados. Cortesía Sierra Maestra

El más grande de estos operativos ocurrió en el poblado de Buena Vista, otra vez del municipio de Palma Soriano. Allí fue intervenido una vivienda que era utilizada como almacén de productos que luego eran vendidos en el mercado negro. En el registro se decomisaron 83 pomos de sirope de litro y medio, 98 pomos de sirope de un litro, 24 pomos de refresco gaseado de litro y medio, 7 latas de sardina, 73 pomos de vinagre de un litro, 17 botellas de vinagre, 8 cajas de cartón de puré de tomate, 10 272 pastillas de caldo de pollo, 2 000 jabas de nylon, 137 libras de espaguetis, 4 400 paquetes de bijol, 3 300 paquetes de sazón, 7 800 paquetes de comino, 1 050 cabezas de ajo, 12 ristras de cebollas moradas, 59 libras de arroz y 8 sacos de azúcar parda. Su dueño terminó acusado por un delito de especulación y acaparamiento.

Esta ola de operativos policiales también le fue encima esta vez a empresas estatales, sobre todo a las dedicadas a la producción de alimento.

Uno de ellos se realizó en la Panadería Baragua, en la cabecera provincial de Santiago de Cuba, donde estaban realizando la venta de panes de forma ilegal, gracias a una producción paralela a la que estaban autorizados y utilizando los materiales que les entregaba en el Estado.

Productos decomisados. Cortesía Sierra Maestra

En el almacén de esta panadería se encontró un sobrante de 609.252 Kg de harina (12 sacos), 11.696 Kg de manteca, 25.669 Kg de sal, 71.78 Kg azúcar, 261.348 L de diésel y un faltante 2.978 Kg de levadura y 9.517 Kg de núcleo; de igual forma se ocuparon 3 790.00 CUP. Como consecuencia fueron instruidos de cargo por delito de receptación y actividad económica ilícita 4 trabajadores de la entidad entre ellos la administradora.

El otro operativo de este tipo fue realizado en la empresa TRANZMEC, donde fueron ocupados en almacén 40 kilogramos de café tostado en polvo, 1 213 paqueticos de café empaquetados de 1 libra cada uno y 30 paquetes de leche en polvo. Todos fueron decomisados y los directivos de la empresa acusados de especulación, acaparamiento y actividad económica ilícita.


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestro canal de Telegram:

CubaCute en Telegram


Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no hacerlo si lo deseas. Aceptar Leer más