Bichón habanero, la raza de perros cubanos que está entre los más tiernos del mundo

Los cubanos en su mayoría son amantes de los animales, siendo los perros los que con más frecuencia pueden encontrarse en sus hogares. Los más comunes son los “satos”, los cuales son una mezcla de distintas razas. No obstante, existe una especie que es autóctona de Cuba: el bichón habanero.

Conocido también como habanés, es una raza de perro bastante pequeña y que suele ser muy buen compañero en el hogar porque es muy alegre y activo.

El origen de su nombre proviene del francés, ya que bichón quiere decir perro faldero. Al parecer, se introdujeron en Cuba poco tiempo después de haberse iniciado la raza por embarcaciones italianas.  ¿Por qué entonces se llama perro habanero y se considera un perro cubano? Pues fue su color habano, como el de los famosos puros del país.

Si hay algo que resalta a simple vista de esta raza tan original, es su pelo.

No obstante, los primeros ejemplares llevados por los italianos tenían color blanco y en la isla se les conoció como los blanquitos de La Habana. Más tarde, existieron los cruces entre estos bichones y caniches o poodles alemanes dando lugar a su ‘color habano’ tan característico.

A su vez, también existen en diferentes colores, como el blanco completo, el rubio y el ligeramente carbonatado. Su nariz es negra, y cuando con un con pigmento oscuro alrededor de sus ojos.

El bichón habanero tiene un pelaje fino y sedoso. Al ser muy despiertos se hace bastante fácil educarlos. Además, tienen una naturaleza juguetona y se suelen llevar muy bien con los niños.

Su mirada tierna y limpia es uno de sus rasgos más atrayentes.

En muy raras ocasiones se comportan de manera agresiva, y no acostumbra a ser tímidos. Sin embargo, no muestran mucha confianza a los extraños.

Su particular carácter jovial hace que estos perros se utilicen en terapia con animales y como perro de asistencia para personas con problemas auditivos. A su vez, también son usados en la detección de termitas.

Este animalito da la imagen de un peluche de juguete, además; cordial, jubiloso y muy afectivo. Estas y otras cualidades, junto a su descollante inteligencia, y la fidelidad propia de la especie, hacen de él una popular y ejemplar mascota.

Actualmente puede encontrárseles principalmente en Canadá, México y Estados Unidos. En Cuba, el precio de un cachorro de bichón habanero supera los 400 CUC en portales de venta como Revolico.


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestro canal de Telegram:

CubaCute en Telegram


Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no hacerlo si lo deseas. Aceptar Leer más