Gobierno cubano niega la repatriación de las cenizas de joven migrante ahogado en el Río Bravo

El Gobierno cubano negó la repatriación de las cenizas del joven Carlos Jorge Tomás Reyes, de solo 23 años de edad, quien falleció ahogado la pasada semana en el Río Bravo, cuando intentaba cruzar a nado la frontera desde México a suelo estadounidense.

Los familiares de Carlos Jorge habían pedido ayuda al Gobierno de la isla para llevar sus cenizas junto a su madre, pero las autoridades les dijeron que en estos momentos no podía responder a su solicitud pues solo se estaban tramitando casos de cubanos que hubiesen quedados varados por la pandemia del coronavirus.

Sus parientes en Miami están solicitando una visa humanitaria al Gobierno del presidente Donald Trump que le permita a Luis Carlos Tomas Reyes, hermano mayor del joven fallecido, y quien se encuentran en México para intentar llegar a Estados Unidos, para que pueda ingresar al país y que ellos puedan así darle santa sepultura.

Familiares de joven cubano que falleció cruzado el Río Bravo piden ayuda para llevar su cuerpo a la Isla
El cuerpo de Carlos Jorge estuvo cinco días flotando en el Río Bravo

Yoannis Márquez, prima de estos hermanos, utilizó la plataforma Change.org para iniciar una recogida de firmas pidiendo al Gobierno estadounidense que permita a Luis Carlos ingresar a territorio norteamericano.

“Su hermano, Luis Carlos Tomas Reyes, está en México solo, lidiando con la pérdida de su hermano y sin nadie que lo ayude o apoye emocionalmente. Ha tenido que encontrar fuerzas, donde no las encuentra, para afrontar la noticia y el proceso de identificación y cremación del cuerpo de su hermano pequeño. Luis Carlos tuvo tres audiencias en la corte para determinar si sería admitido, y le negaron la entrada a los EEUU las 3 veces”, indica el pedido en la citada plataforma.

“Estamos solicitando una visa humanitaria o un permiso de entrada a los Estados Unidos para Luis Carlos Tomás Reyes, para poder llorar con él y compartir la pérdida como familia. Cualquiera que haya perdido a un miembro de la familia sabe que el apoyo familiar es muy necesario. Estar en un país ajeno, sin un solo miembro de la familia y sufrir por esta pérdida, es algo terrible de soportar”, añade.

El cuerpo de este joven cubano estuvo por cinco días flotando en el Río Bravo, cuando fue rescatado por el grupo de Protección Civil de México, cerca de la ciudad de Reynosa, y fue identificado gracias a la documentación que llevaba encima.

Su cadáver fue encontrado en tal mal estado que no pudo ser preservado para enterrarlo, por lo que tuvieron que incinerarlo.

Los familiares de Carlos Jorge están desesperados por darle santa sepultura

Yomaris Reyes, madre de la victima, está completamente devastada en Cuba y no encuentra consuelo tras lo ocurrido.

“El Gobierno cubano ha denegado nuestra solicitud de permiso de entrada en la isla, declarando que “sólo permiten a los nacionales cubanos que están varados después de COVID19″, desestimaron nuestras súplicas para que un NACIONAL CUBANO entre a su PAÍS DE ORIGEN, para llevar las cenizas de su hermano a su madre, en Cuba”, denunciaron los familiares de Carlos Jorge.


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestro canal de Telegram:

CubaCute en Telegram


Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no hacerlo si lo deseas. Aceptar Leer más