InicioActualidadNuevo foco de rabia afecta a vecinos del poblado de Mayarí

Nuevo foco de rabia afecta a vecinos del poblado de Mayarí

Un nuevo foco de rabia detectado en el poblado de Mayarí ha puesto en alerta a las autoridades, luego que dos vecinos fueran mordidos por sus mascotas y uno de ellos terminó infectado. En el pasado mes de mayo hubo tres muertos por rabia en este mismo lugar y el silencio oficial desató una ola de temores entre la población.

Según el reporte de la prensa local, los afectados esta vez son parte de una familia del barrio del Guayabo, quienes acudieron a finales del pasado mes al Cuerpo de Guardia del hospital municipal luego que fuese mordidos por el gato que tenían en casa. El felino fue capturado y llevado al veterinario, donde las muestras obtenidas fueron positivas a a la rabia.

Inmediatamente fueron aplicados los protocolos establecidos por las autoridades sanitarias, aplicándose una vacuna antirrabica de inmediato a los pacientes afectados y el ingreso para observarlos por los siguientes días.

«Hasta el pasado jueves la evolución de las dos personas que resultaron mordidas es positiva», según informó la doctora Yanet Tamayo Laurencio, directora del Centro de Higiene y Epidemiología en Mayarí.

La zona de Guayabo es conocida por ser el hábitat de murciélagos y mangostas, dos animales portadores de la rabia, por lo que se decidió emprender una campaña de vacunación, principalmente entre gatos y perros, aunque las autoridades alertaron que es imprescindible la colaboración de las familias, pues si detectan cualquier mínimo cambio en sus mascotas acudan de inmediato a informarlo.

Otro caso sospechoso fue divulgado en la misma nota informativa, relacionado con un incidente que tuvo lugar en la comunidad de Guanina, cerca del antiguo central azucarero Guatemala. Un gato agredió a dos niñas y les ocasionó lesiones, también a la abuela de estas que salió en su defensa. Las autoridades sanitarias no especificaron, pero presumiblemente se hallen a la espera de los resultados de los análisis en el laboratorio de Holguín.

La rabia se ha hecho de un peligroso hueco entre los habitantes de Mayarí, dejando su saldo trágico en los primeros días de mayo de dos personas fallecidas, los hermanos Fernado y Eldris Sánchez Mustelier, para que solo días después también muriera el esposo de esta ultima.

A finales de mayo las autoridades sanitarias en el territorio anunciaron que tenían previsto «vacunar alrededor de 5.000 animales», de forma preventiva. Todo parecía bajo control pues, a pesar de haberse reportado más de 40 casos de mordidas por mascotas, no habían sido detectados casos nuevos en humanos ni en los animales agresivos. Al menos no había trascendido ninguno. Y se llegó a manejar la cifra de 4.800 vacunaciones.

Relacionados
- Advertisment -

Últimas entradas