Operativo policial en Cienfuegos detecta robo en la principal fabrica de pastas de Cuba

Un operativo policial en la fabrica de pastas alimenticias de Cienfuegos, la principal productora de este tipo de alimentos en Cuba, detectó una cadena de robo y corrupción entre sus trabajadores, que había creado una fabrica particular paralela con todos los productos y la materia prima que sacaban de este lugar.

Según el reportaje transmitido por la emisión estelar del Noticiero Nacional de la Televisión cubana, el operativo intervino la Unidad Básica de Pastas Alimenticias de Cienfuegos, considerada la planta más eficiente y productiva de su tipo en el país. Allí, el “descontrol”, como justificaron las autoridades lo que ocurría, había propiciado una cadena de “graves delitos contra la economía nacional”.

Los oficiales del Ministerio del Interior comprobaron que existían varias casas-almacén donde eran guardados los productos y materias primas que robaban de la fábrica con el fin de comercializarlos en el mercado informal.

Entre los involucrados está el Jefe de Turno y el Jefe de Almacén de la fabrica, así como varios trabajadores, especialistas en calidad y hasta parte de los inspectores del proceso de producción, los cuales de mutuo acuerdo trasladaban las pastas robadas hasta las casas-almacén.

Durante los registros se encontraron parte de los spaguetis robados, así como bovinas de nailon, bolsas de productos a granel y maquinas de sellaje para envasar las pastas en paquetes de 400 y 500 gramos.

En total, fueron recuperados 1151 kilogramos de pastas.

Durante los interrogatorios, las autoridades comprobaron que la diferencia entre la producción declarada y la real era abismal, llegándose a sacar diariamente de la fábrica aproximadamente una tonelada de productos.

La fabrica tiene capacidad para producir diariamente entre 36 y 40 toneladas de spaguetis, por lo que los empleados y directivos subdeclaraban la producción y se quedaban con la diferencia.

Los custodios que participaban cobraban por la cantidad de bolsas que permitían sacar de la fabrica haciendo los de la vista gorda, según reveló la investigación.

De momento, 22 personas está acusadas, algunos de ellos en prisión preventiva, por el delito de malversación.

Las autoridades se preguntan “qué falló en los mecanismos de control y por qué la administración de la fábrica nunca detectó los elevados faltantes”.


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestro canal de Telegram:

CubaCute en Telegram


Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no hacerlo si lo deseas. Aceptar Leer más