Baños públicos en Varadero, los más caros y lujosos de Cuba

Con sus 22 km de playa y unos 30 km de extensión, Varadero es uno de los principales destinos turísticos de Cuba. En este paradisíaco lugar es posible encontrarse infinidades de cosas únicas en su tipo.

Un claro ejemplo de esto lo constituyen los baños arrendados, los cuales son considerados por muchos cubanos, como los más limpios de toda Cuba (y también los más caros).

“Cuando se habla de baño públicos en Cuba es imposible que no le venga a uno la imagen de los apestosos baños de las terminales de trenes y ómnibus o los antihigiénicos baños públicos casi extintos que se encuentran en algunas zonas urbanas. En todos los años de Revolución no se había conocido un baño público que contase con buena higiene, buen olor y una amplia gama de servicios. Desde vender pequeñas dosis de champú, acondicionador, papel sanitario, hasta tener en venta almohadillas sanitarias femeninas. Donde único sucede esto es aquí, en Varadero”, comenta un profesor de unos 60 años que se encontraba de visita en el lugar.

La tablilla de un baño arrendado tiene más opciones que muchos restaurantes

En Varadero existen algunas instalaciones de este tipo. Se trata de baños arrendados, donde un trabajador por cuenta propia debe pagar un impuesto de 500 pesos mensuales, más los gastos de electricidad, agua, y su respectiva Seguridad Social.

“Es un negocio redondo y todos salimos ganando. Yo pago casi 800 pesos al mes, pero esa cantidad la saco fácil en un par de fines de semana. Ahora mismo en temporada de playa nosotros brindamos un servicio de alta demanda y, no es por nada pero los clientes siempre quedan muy satisfechos”, cuenta Alina, una trabajadora de uno de estos baños en Varadero.

“Estos baños no tiene nada que ver con los de las terminales, ni con ningún otro en general de los que visitado en La Habana. La limpieza y la calidad del servicio son muy buenas. No sé si le hayan dado luz verde por tratarse de Varadero que es un sitio que o si o si tiene que dar una buena imagen por la cantidad de turistas que lo visitan, pero lo cierto es que por lo menos limpieza si tienen. Esto deja mucha tela por donde cortar. ¿Por qué no habían hecho esto antes por qué lo permiten aquí en Varadero solamente? Será para dar una imagen diferente de la real, estoy seguro que no les importa que los que arrendaron estos baños ganen buen dinero, se hacen los de la vista gorda cuando les conviene”, dice al respecto Humberto, quien maneja en La Habana un “almendrón”.

Cuidar un baño arrendado en Varadero puede ser un buen negocio

“A nosotros los boteros si nos “abren fuego” los inspectores, pero hay otros sectores del trabajo por cuenta propia que ganan mucho más que nosotros y a esos no los molestan para nada. ¿O será que ellos se les conviene que hagan su trabajo?”, añade Humberto.

Los precios varían según los servicios. Tomar una ducha cuesta cinco pesos, usar el sanitario cuesta un peso, usar jabón, tres pesos. También se ofertan pequeñas porciones de champú y acondicionador a cinco pesos. Las almohadillas y el papel higiénico también se cobran aparte (un peso por un trozo de papel higiénico y tres pesos cada almohadilla femenina).

Para algunos entrevistados, la higiene de los baños es muy buena, pero consideran que quienes llevan este negocio están “apretando” con los precios.

Los precios varían según los servicios.

“Me parece excesivo cobrar el papel sanitario aparte del servicio de baño”; “Yo creo que es un abuso cobrar por utilizar le jabón, como si no fuera bastante el hecho de que ha pasado por muchas manos”, expresaron algunos.

Los baños públicos, que por lo general en Cuba carecen de higiene, hoy se encuentran cambiando lo que pudiera llegar a convertirse en un negocio muy rentable.


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestro canal de Telegram:

CubaCute en Telegram


Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no hacerlo si lo deseas. Aceptar Leer más