El dólar sigue subiendo de precio en Cuba y el CUC cada día vale menos

La apertura de las nuevas tiendas en dólares en Cuba ha terminado por darle la estocada final al CUC, que cada día se debilita y pierde más valor en el mercado informal ante la gran demanda que ahora existe por los billetes estadounidenses.

Los cubanos quieren comprar dólares, no importa ahora tanto el precio. La cosa es tener fondos para poder comprar los alimentos que no aparecen en las cadenas de tiendas en CUC, pero si en las de moneda libremente convertible.

Desde el pasado 20 de julio, solo es posible comprar en 72 exclusivas tiendas en Cuba que venden alimentos y artículos de aseo e higiene si se cuenta con una tarjeta magnética asociada a una cuenta bancaria con fondos en divisa fuerte. La preferida y más accesible es el dólar estadounidense.

En grupos de Whatsapp y Telegram que se dedican a la venta y compra informal de divisas en Cuba, el dólar llegó a cotizarse el pasado fin de semana entre los 1.30 CUC y 1.50 CUC, cuando la tasa de cambio oficial, tras la eliminación del gravamen del 10%, es de 0.97 CUC, pero los bancos no cuentan con efectivo para su venta a la población.

La especulación ha ido en aumento y no parece tener algo que la frene de momento. Muchos están confundidos, no saben qué hacer con sus CUC, y convertirlos en euros y dólares ahora mismo sale bastante caro y en grandes cantidades se puede perder grandes sumas en el cambio, de hasta 250 CUC por cada 1000 dólares que se compren.

La divisa estadounidense lleva meses escaseando, incluso mucho antes de la pandemia, pero el cierre de las fronteras por el coronavirus dejó a Cuba sin turismo, su motor vital para el ingreso de dólares, lo que ha encarecido más los billetes verdes en la Isla.

Los pocos dólares que aún quedan a la venta en el mercado informal son los que han llegado gracias a las remesas familiares entregadas de mano mano por agencias de envíos de dinero en la Florida.

La mayoría de tiendas del país continuará vendiendo en las monedas tradicionales CUP (24 CUP hacen un dólar) y CUC, pese al “costo tremendo” que ello significa, dijo el presidente Miguel Díaz-Canel, pues estas operaciones son financiadas por el Estado.

Cuba lleva planeando desde el 2011 eliminar la dualidad monetaria, sacando del juego al CUC y dejando la moneda nacional (CUP) como oficial, pero aún no existe fecha para su aplicación. No se trata solo de eliminar un billete, pues detrás hay una maraña de tasas de cambio preferenciales que han creado un dolor de cabeza al Gobierno.

Mientras un ciudadano necesita 24 CUP para comprar 1 CUC, varias empresas estatales tienen la tasa de 1 CUP para 1 CUC, cálculos que el propio gobierno reconoce que distorsionan la economía.


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestro canal de Telegram:

CubaCute en Telegram


Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no hacerlo si lo deseas. Aceptar Leer más