Cuba comenzará a vender su deuda pública a la población a través de bonos bancarios

Por primera vez desde 1959 los cubanos podrán comenzar a comprar la deuda pública de Estado, como sucede en los países capitalistas, a través de bonos bancarios, con la promesa del Gobierno de que ese dinero se les devolverá en un futuro con intereses.

Así lo dio a conocer la ministra de Finanzas y Precios, Meisi Bolaños Weiss, anunciando que por primera vez los conocidos “Bonos Soberanos” que emite el Gobierno cubano sobre su deuda pública podrán ser adquiridos por empresas y por personas naturales.

“Estamos elaborando los documentos normativos para la instrumentación de una mercado de duda pública, en el cual se autorizará en un primer momento a las empresas a adquirir Bonos Soberanos y más adelante a las personas naturales”, explicó Bolaños Weis durante su comparecencia ayer en el espacio televisivo estatal Mesa Redonda.

La emisión de Bonos Soberanos no es un concepto nuevo en Cuba par paliar el déficit fiscal, lo que con anterioridad esta deuda pública solo la podían adquirir el propio sistema comercial bancario del Estado, cuyas instituciones los adquieren con términos de amortización en 20 años y una tasa de interés prevista en la ley de alrededor del 2 por ciento.

La titular de Finanzas y Precios adelantó que la compra de estos bonos por el sector privado y la población contará con devoluciones en diferentes plazos, aunque sin explicar mayores detalles sobre su fenta y las condiciones financieras que tendrán que ser aceptadas para su devolución y amortización de la deuda.

El Presupuesto del Estado cubano para el actual año prevé un déficit fiscal de 7.095 millones de pesos (igual en dólares al cambio oficial), por lo que el Gobierno pretende poner a la venta estos bonos por intentar solventar esta cifra con el dinero de la población interesada en invertir, lo que sería primera vez que ocurre en la Isla tras el triunfo de la Revolución.

La deuda pública o deuda soberana es el conjunto de deudas que mantiene un Estado frente a los particulares, empresas u otros países. Por lo general, las naciones emiten títulos de valores y bonos para su venta a los interesados y así obtener recursos financieros a cambio de un interés que se le pagará al comprador en un plazo fijado.

Esta forma de endeudamiento permite al Gobierno sostener un déficit sin disminuir sus reservas ni aumentar la oferta monetaria. Sin embargo, al intentar paliar el déficit fiscal aumentado la deuda interna se podría desatar a futuro una inflación, lo que sería desastroso para la economía cubana.


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestro canal de Telegram:

CubaCute en Telegram


Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no hacerlo si lo deseas. Aceptar Leer más