Fallece a los 77 a帽os de edad en La Habana el historiador Eusebio Leal Spengler

“Tiempo, tiempo y m谩s tiempo”, fueron los tres deseos del historiador de la ciudad de La Habana, Eusebio Leal Spengler, cuando dio por ultima vez las vueltas a la ceiba del Templete en La Habana Vieja el pasado 15 de noviembre, pero la vida no se lo concedi贸 y termin贸 falleciendo esta ma帽ana en la capital cubana, victima de una penosa enfermedad.

As铆 lo han confirmado ya la m谩s importantes agencias de prensa internacionales y la prensa estatal en Cuba. Desde la cuenta oficial de Twitter de la Presidencia cubana se inform贸 que en las pr贸ximas horas se dar谩 a conocer sobre la organizaci贸n de sus funerales.

Falleci贸 a los 77 a帽os, a煤n joven, pero los 煤ltimo a帽os el c谩ncer le fue robando poco a poco el aliento de la vida.

De formaci贸n autodidacta, a los 16 a帽os comenz贸 a trabajar en el gobierno municipal donde alcanz贸 el nivel de sexto grado. Como otros j贸venes interesados por la Historia, fue acogido por Emilio Roig de Leuchsenring y orientado por 茅l en su vocaci贸n.

Desde que a sus 25 a帽os, con apenas 6to. grado de escolaridad, absolutamente 芦impreparado禄 y a golpe de intuici贸n se hiciera cargo de la Oficina del Historiador de la Ciudad de La Habana, se consagr贸 a materializar, con el sudor cotidiano, el proyecto de sus sue帽os.

Durante las d茅cadas del 70 y el 80, el paulatino esplendor del Museo de la Ciudad que 茅l levant贸, inspiraba el inter茅s por el preterido Centro Hist贸rico, mientras la puesta en valor de La Habana Vieja y su sistema de fortificaciones merec铆a la declaratoria de la Unesco como Patrimonio de la Humanidad (1982).

Fallece a los 77 a帽os de edad en La Habana el historiador Eusebio Leal Spengler
De formaci贸n autodidacta, a los 16 a帽os, comenz贸 a trabajar en el gobierno municipal donde alcanz贸 el nivel de sexto grado

Seg煤n cont贸 hace unos a帽os, le mortificaba la gente ingrata, los envidiosos y los vanidosos. A su decir, ninguna de estas tres conductas ante la vida serv铆an para nada y las detestaba con todo su ser.

Por La Habana, de su mano y gu铆a, caminaron incontables jefes de Estado y de Gobierno, reyes, intelectuales y artistas, monarcas, pr铆ncipes y otros miembros de la nobleza.

En el mes de junio, tras un rumor que aseguraba su fallecimiento, la Oficina del Historiador de la Ciudad desminti贸 la noticia. “Eusebio Leal Spengler est谩 bien vivo, en su casa, cumpliendo el aislamiento social porque tenemos el deber de cuidarlo y protegerlo mucho. Solo sale excepcionalmente como lo hizo para rendirle honores a su amiga Rosita Forn茅s”, escribi贸 en su cuenta de Facebook la directora de comunicaci贸n de la instituci贸n, la periodista Magda Resik.

Despu茅s de un tiempo ausente de la vida p煤blica, Leal reapareci贸 en el funeral de la vedette Rosita Forn茅s en el Teatro Mart铆 de La Habana.

Como director del Museo de la Ciudad y de la Oficina del Historiador desempe帽o un rol clave en la preservaci贸n de La Habana

A fines de la d茅cada del 70, cuando Leal dirig铆a las obras de restauraci贸n del Palacio de los Capitanes Generales, cierto bur贸crata consider贸 que se deb铆a asfaltar la cuadra de la Calle Tac贸n de La Habana Vieja, la 煤nica que se conservar铆a desde tiempos de la colonia con ladrillos de jiqu铆, una madera m谩s resistente que el hierro y capaz de desafiar la humedad del agua de mar y el salitre, como pilote de los muelles. El apuro se deb铆a a la inminente visita de la Ministra de Cultura de la Uni贸n Sovi茅tica, que se reunir铆a con funcionarios en el edificio contiguo.

Cuando llegaron los obreros con sus palas mec谩nicas y su cami贸n de grava, un hombre permanec铆a acostado en cruz sobre la v铆a. Decidido a no permitir que se pavimentara, gritaba: 鈥溌obre mi cad谩ver!鈥 Era Eusebio Leal. Otro funcionario de mayor jerarqu铆a y sensibilidad que el tecn贸crata del asfalto, salv贸 a Leal de la lapidaci贸n y a cientos de edificios, calles, parques y fortalezas que, sin 茅l y sin sus amotinamientos, quiz谩s ya no existir铆an.


Mantente actualizado en tiempo real a trav茅s de nuestro canal de Telegram:

CubaCute en Telegram


Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que est谩s de acuerdo con esto, pero puedes optar por no hacerlo si lo deseas. Aceptar Leer m谩s