Operativo policial en La Habana termina con el decomiso de casi 600 mil dólares en piezas de automóviles

Un operativo policial realizado en La Habana contra un cuentapropista terminó con el decomiso de dos tres viviendas en las que estaban almacenadas piezas de automóviles valoradas en casi 600 mil dólares, de las que aún se desconoce en su mayoría su procedencia, además de incautarle a su propietario más de 150 mil dólares en efectivo.

De acuerdo al reportaje transmitido anoche por la televisión estatal, al acusado se le imputan ahora los delitos de “actividad económica ilícita y contrabando”.

No se trata de la primera vez que se transmite un reporte sobre este caso, el pasado 23 de mayo el Noticiero de la Televisión cubana ya se había hecho eco del operativo inicial, realizado en la casa de que servia como almacén principal de la persona implicada en estos hechos, ubicada en el municipio habanero del Cotorro.

En esa ocasión, durante el registro policial se encontró una caja fuerte con más de un millón de pesos, entre dólares, euros, CUC y moneda nacional. Sin embargo, las investigaciones arrojaron que el acusado era propietario además de dos viviendas más, en las que las autoridades decidieron también intervenir en busca de pruebas.

Lo que no imaginaron fue que en el resto de las viviendas también habían importantes cantidades de piezas de automóviles, todas nuevas y listas para la venta en el mercado informal, además de encontrarse 15.870 euros, 1.100 dólares, 68.718 CUC y 57.010 CUP en efectivo.

Las autoridades revelaron que aún no se tiene claro cómo el acusado pudo almacenar tal cantidad de piezas, cuando la importación de este tipo de accesorios al país está limitada por la Aduana, permitiéndose solamente cantidades que se ajusten a la declaración de “objetos personales”. Por tanto, la investigación ahora se dirige al mercado nacional, de dónde se sospechan que pudieron ser robadas o desviadas de empresas estatales.

El hombre, que se encuentra ahora en prisión preventiva, tenia contratados a varios trabajadores por cuenta propia que se dedicaban a reparar y poner como nuevos automóviles particulares, a cuyos dueños cobraban entre mil y 2 mil CUC por trabajo, según asegura el reporte.

Lo que más preocupa a las autoridades es que los hilos del caso alcanzan a entidades estatales con las que el acusado habría concertado contratos en los que se dieron varias violaciones.

La investigación continúa para determinar el origen de muchos de los artículos incautados, los cuales están valorados en más de medio millón de dólares, y los lazos con las empresas estatales que entraron en tratos con el encausado.


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestro canal de Telegram:

CubaCute en Telegram


Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no hacerlo si lo deseas. Aceptar Leer más