Gobierno cubano elimina listado de trabajos por cuenta propia permitidos

El Gobierno cubano anunció la eliminación de la lista de 123 actividades permitidas para el sector privado, por lo que desde ahora no existirán limites para ejercer cualquier tipo de actividad para los cuentapropistas, quienes por ejemplo, podrán ser dueños se un bar, donde funcione una tienda de ropa en la mañana, en la tarde un restaurante y en la noche un centro nocturno.

La decisión informada por la ministra de Trabajo y Seguridad Social, Marta Elena Feitó Cabrera, aunque sin precisar la fecha exacta de entrada en funcionamiento de la medida, que era altamente demanda por el sector privado en Cuba.

Según explicó la ministra, las nuevas regulaciones se aplicarán de forma gradual en todo el país y vendrán acompañadas con la posibilidad de que el sector privado comience a crear micro, pequeñas y medianas empresas.

En la lista vigente desde 2018 el número de actividades permitidas es de 123, la mayoría relacionadas con restauración en hostelería, transporte y arrendamiento de vivienda.

Al eliminar esa lista, los “cuentapropistas”, como se conoce a los trabajadores del sector privado en Cuba, podrán llevar a cabo otras actividades económicas más amplias y que no estaban recogidas y descritas en el listado existente.

Es de esperar que se mantengan vetados a la iniciativa privada sectores estratégicos para el Gobierno como salud, educación, telecomunicaciones, prensa y defensa; las que podrían ser incluidas en una lista de “ocupaciones prohibidas”.

Feitó Cabrera explicó que la decisión de eliminar este listado de actividades permitidas surgió en medio de la pandemia del coronavirus, cuando muchos trabajadores por cuenta propia con licencia de centro de impresión y talles de encuadernamiento de libros dedicaron sus materiales a construir desde mascarillas protectoras para hospitales hasta válvulas para respiradores con tecnología de impresión 3D.

La funcionaria también aseguró que podrán realizarse actividades de perfil mucho más amplio y cuyo alcance se determine a partir del proyecto de trabajo que presente el interesado. Para ello las única limitantes serán que se trate de trabajos de carácter lícito con recursos y materias primas de procedencia lícita. No se explicó, sin embargo, si el gobierno permitirá la importación de materia prima por parte de los particulares que quieran desarrollar actividades hasta ahora reservadas al Estado, o si los obligará a comprar en un mercado mayorista con el Estado como intermediario.


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestro canal de Telegram:

CubaCute en Telegram


Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no hacerlo si lo deseas. Aceptar Leer más