Chiquita, la muñeca viviente cubana que fue recibida como una celebridad en la Casa Blanca

En Cuba, muy pocos han oído hablar de Chiquitica. Pero esta desconocida cubana fue todo un ídolo en los Estados Unidos, al punto que en 1901 el presidente Mac Kinley la recibió en la Casa Blanca. Quiere decir que, mucho antes de Gloria Estefan, una cubana fue invitada a la Casa Blanca.

Su verdadero nombre fue Espiridiona Cenda del Castillo, y esta liliputiense nació en la ciudad de Matanzas el 14 de diciembre de 1869.

Esta cubana en miniatura se catapultó hasta llegar a las estrellas una vez que decidió viajar –con su hermano y un primo pianista– para intentar triunfar en el mundo artístico y sacar provecho de sus 26 pulgadas de tamaño y sus clases de canto.

Chiquita recién llegada a New York, en 1896

Entonces comenzaron sus avatares, después de salir de Cuba un 30 de junio de 1896 rumbo a New York, con un espectáculo vodevil. Allí ascendió en los mejores teatros del género y llegó a ser una de las artistas de más éxito. Viajó por el mundo.

Extrañamente, tenía un imán para que en cuanta causa importante existiera en la época, intentaran enrolarla. La más justa de todas fue la causa por la independencia de Cuba, y quien la fuera a visitar fue, nada más y nada menos, que un grupo de cubanos, encabezado por el que a la postre fuera el primer Presidente de Cuba, Don Tomás Estrada Palma, quien asumía el doble cargo de delegado del Partido Revolucionario Cubano y embajador plenipotenciario de la República de Cuba en Armas ante Estados Unidos.

Foto de 1901, tras triunfar en Europa

A pesar de su tamaño, fue una mujer de muchos amantes, que siempre se resistió a ser exhibida como una bestia de circo.

No quiso entrar en el circuito de “ferias rodantes” que había en su época sino que siempre se sintió una “artista” que merecía mayor respeto que el de ser “una atracción más”.

Por eso en 1896 a los 27 años se va a Nueva York y luego a Europa donde en poco tiempo se convierte en una famosa bailarina y cantante del teatro de variedades.

Siempre fue muy coqueta y seductora

Y es totalmente cierto, el minúsculo tamaño de Espiridiona, cuyo nombre era definitivamente más largo que ella misma, nos demuestra que su estatura nunca fue un impedimento para vivir como ella quiso.

Le construyeron en 1901 el automóvil más pequeño jamás visto de 26 pulgadas de alto que de hecho era el duplicado de uno para adultos.

Según se menciona Chiquita se casó con un joven de estatura normal, tuvo un hijo, que no pesaba más de dos libras y murió a una edad temprana.

¿La última foto de Chiquita, la Muñeca Viviente?

La popularidad la alcanzó en Estados Unidos, donde inició su carrera artística, porque en Cuba siempre fue un personaje de su casa. Hace cien años era enormemente conocida, pero hoy día nadie sabía nada acerca de ella.


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestro canal de Telegram:

CubaCute en Telegram


Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no hacerlo si lo deseas. Aceptar Leer más