martes, mayo 11, 2021
InicioActualidadHerrero cubano construye una réplica de la Torre Eiffel en La Habana

Herrero cubano construye una réplica de la Torre Eiffel en La Habana

Dicen que La Habana fue por un tiempo la “París del Caribe”, y ahora incluso tiene su propia Torre Eiffel. La réplica, creada por un herrero cubano, tiene cuatro metros de altura e incluso se ilumina de noche como lo hace la original. Aquí te contamos todos los detalles por si te animas a comprarla porque su dueño la está vendiendo…

La idea la tuvo Jorge Enrique Salgado, quien lleva años en el difícil oficio de sacarle arte a los metales. Ahora, en la azotea de su casa, que hace esquina en una de las calles del municipio Arroyo Naranjo, ilumina de noche un barrio que por lo general lucia apagado y muerto.

Salgado, de 52 años, aprendió el oficio de trabajar los metales junto a su padre, quien tampoco nunca visitó París. Sin embargo, si conocía la Torre Eiffel por películas y fotos.

La réplica iluminada de cuatro metros de altura fue realizada por el herrero cubano Jorge Enrique Salgado

Pero, ¿cómo surgió la idea de crear esta réplica? Pues de la necesidad, como todos los grandes inventos de los cubanos en los últimos años. Su hijo le pidió que le ayudara a construir una antena para poder captar mejor la señal de la WiFi de un parque cercano a su casa y la originalidad criolla terminó por convertir lo que pudo ser un simple tubo de gran altura en esta Torre Eiffel habanera.

Sin embargo, nunca fue utilizada para su objetivo original, pues su creador y su familia sintieron que arruinarían la estética del modelo que había tomado vida propia. Les tomó dos meses construirla, gracias a maquetas y planos encontrados por internet.

“Para hacer la torre, mi hijo descargó planos, modelos, fotos y otros detalles a través de internet”, dijo Salgado. “Me di cuenta de que la torre original fue construida pieza por pieza, así que eso fue lo que hice”, contó en una entrevista al portal El Toque.

Para hacer la torre, su hijo descargó planos, modelos, fotos y otros detalles a través de internet

Salgado dijo que compró y rescató piezas de rejas de hierro para construir la torre en el techo de su casa. La iluminación trata de seguir los pasos de la original. El faro en su cúpula tiene en su interior un foco de gran potencia de LED blanco. En la parte inferior utilizaron lámparas de halógeno, para “darle un toque amarillo antiguo”.

Esta maravilla es completamente desmontable en piezas y su dueño la tiene puesta a la venta al mejor postor. Dice que no por necesidad, sino porque su gran sueño ahora es hacer una más grande aún.

La Torre Eiffel en La Habana no es la única hecha en el país, pues se localizan otras en Caibarién, municipio de Villa Clara, y una en Boyeros, La Habana. Además, existieron también en Santa Clara y Cienfuegos.


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestros canales de Telegram:

Noticias minuto a minuto

CubaCute en Telegram

Chatea con otros cubanos y discute de todo cuanto se te ocurre sobre Cuba

Grupo CubaCute en Telegram


Relacionados
- Advertisment -

Últimas entradas


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestros canales de Telegram:

Noticias minuto a minuto

CubaCute en Telegram

Chatea con otros cubanos y discute de todo cuanto se te ocurre sobre Cuba

Grupo CubaCute en Telegram