Joven cubano es arrestado en Miami por engañar y secuestrar a una menor para prostituirla

La policía de Miami arrestó esta semana al joven cubano Javier Quintero, acusado de engañar y secuestrar a una menor de solo 14 años de edad, a quien ofrecía en habitaciones de hoteles por 250 dólares la hora.

Quintero, de 17 años, está acusado de tráfico sexual con una menor de edad y fue arrestado luego de un operativo conjunto entre varias agencias policiales en Miami-Dade.

La adolescente, de la que no ha trascendido su nombre, fue rescatada en una habitación del hotel Runway Motel, donde Quintero había pactado con posibles clientes cinco fechas distintas en esta ultima semana para que ella ofreciera sus servicios sexuales.

Quintero fue arrestado el miércoles, el día después de que los familiares de la niña le dijeron a la policía que habían visto fotos de ella, supuestamente anunciadas para la prostitución, en las redes sociales.

La familia de la menor les mostró a los oficiales una cuenta de Instagram específica que las autoridades vincularon con Quintero.

Aunque Quintero se encuentra detenido en un centro de detención de menores, ahora enfrenta cargos de adultos por tráfico de personas de una persona menor de 18 años, que deriva del apoyo de las ganancias de la prostitución, posesión de pornografía infantil, interferencia con la custodia de un menor y alquiler de espacio para usarlo con fines de prostitución.

Luego, la policía localizó a la niña y, al entrevistarla, se enteró de que un amigo le presentó a el acusado después de que ella se fue de casa tras una disputa familiar. Los dos desarrollaron una relación, y Quintero le dijo a la niña que podía ganar dinero prostituyéndose.

La víctima dijo a las autoridades que a pesar de saber que era menor de edad, Quintero estableció todos sus contactos, a los que se refirió como “citas”, en las redes sociales; la instruyó sobre cómo manejar las transacciones; y proporcionó la habitación de hotel, transporte, drogas, alcohol y plataformas de redes sociales para la operación.

Según el informe de arresto de Quintero, la niña le dijo a la policía que la vendió por sexo hasta cinco veces al día en hoteles, incluidos Runway Inn y Days Inn, al otro lado de la calle del Aeropuerto Internacional de Miami durante aproximadamente tres semanas.

La policía dijo que la cuenta de Instagram de Quintero mostraba fotos y videos sexuales de la niña, incluido un clip de él tocándole los senos.

Después de ser detenido el miércoles, Quintero supuestamente le dijo a la policía que pensaba que la niña tenía 17 años.

En Florida, los menores de 16 o 17 años pueden tener relaciones sexuales consensuales con una pareja que tenga hasta 23 años sin que se considere una violación de menores.

Sin embargo, la niña le dijo a la policía que sabía que él sabía que ella era menor de edad.

Quintero podría enfrentar una cadena perpetua si es encontrado culpable de los cargos que se le acusan.


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestro canal de Telegram:

CubaCute en Telegram


Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no hacerlo si lo deseas. Aceptar Leer más