Maestros cubanos reconocen que el curso escolar reinició con “demasiada tensión”

Desde ayer, las aulas de la mayor parte de Cuba volvieron a recibir a los alumnos, tras de más de 4 meses fuera del entorno escolar por la pandemia del coronavirus. Sin embargo, a pesar de que las autoridades en la Isla han pedido “confianza” a los padres, son los propios profesores quienes han reconocido que este reinicio del curso ha tenido “demasiada tensión”.

Un largo articulo publicado por el diario oficialista Granma hizo especial énfasis en que los alumnos reconocieron que estaban “locos por volver a la escuela”, pero que la situación vivida dentro de las aulas se tornó complicada por el uso obligatorio del nasobuco, el lavado frecuentes de manos y el tener que mantener la distancia con sus amigos de clases.

“Nunca habíamos empezado un curso de esta manera, con semejante tensión, a pesar de que nos veníamos preparando desde hace mucho”, comentó Bárbara Pérez, directo de la escuela primaria Raúl Gómez García, en la provincia de Camagüey.

La severidad del nuevo coronavirus frustró, de momento, el reinicio del curso escolar “presencial” en la capital cubana y en varios municipios del país. En total, los recientes rebrotes de coronavirus mantendrán en sus casas a unos 355.000 alumnos de La Habana, pero también de seis localidades de Pinar del Río, Artemisa, Matanzas (oeste) y Villa Clara (centro), con trasmisión local de la enfermedad. A pesar de que esto pudiera ser un problema para los niños que pierden la oportunidad de continuar el curso con el resto, son muchos los padres que consideran que fue lo mejor que pudo haberles pasado pues así no se arriesgan a quedar contagiados.

La decisión del Gobierno de retomar las clases cuando el país vive su primer rebrote de la pandemia, incluso con mayor numero de casos siendo reportados diariamente, ha terminado en convertirse en una medida realmente polémica, con más detractores que personas a favor.

Ante el clamor de los padres y la rápida propagación de casos de COVID-19, las clases fueron interrumpidas a fines de marzo pasado con la idea original de retomarlas un mes después. El reinicio del periodo lectivo quedó en vilo después del pico de abril, cuando la isla reportó el mayor número de casos durante la primera ola de contagios.

En junio el Gobierno declaró controlada la enfermedad y anunció el inicio del plan nacional de reapertura, que incluía el regreso a clases este septiembre, cuando se preveía que el país tuviera ya avanzada la desescalada de la cuarentena.

Sin embargo, rebrotes recientes en la zona occidental han puesto en jaque el retorno a la normalidad, con cifras diarias que superan al pico de abril, sobre todo en La Habana. Aún así, las autoridades siguieron adelante con la vuelta a las aulas en el resto del país, en la tercera y ultima fase de desescalada, y desde ayer prácticamente incomunicado con la zona occidental.


Mantente actualizado en tiempo real a través de nuestro canal de Telegram:

CubaCute en Telegram


Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no hacerlo si lo deseas. Aceptar Leer más